Equípate para volver a usar la bici

0
3609
Equípate para volver a usar la bici

Si todavía no tienes bici tienes en el mercado muchas opciones para comprar una. Lo más importante es pensar bien qué usos le vas a dar antes de elegirla. ¿Vas a hacer recorridos cortos en ciudad o te apetece más sacarla para ir al campo? ¿Tienes dónde guardarla? ¿Quieres combinarla con el coche o con el transporte público?

De paseo o de ciudad:

Bici de paseo de Slowroom
En la foto una preciosa Creme Holymoly Lady Solo 3v que hemos visto en la web de Slowroom. No es barata, son 599 euros.

Las típicas de la cestita en la parte delantera. Son bicis grandes, con mucha carrocería, muy estables, que te van a ayudar a ir bien por la ciudad. Tienen ruedas anchas y buen agarre y en ellas se va bastante erguido, así que además de cómodo, ves bien el tráfico y a los peatones. Como no pones casi nada de peso en el manillar, es más sencillo usar las manos para indicar que vas a girar o a parar.  El único problema que tienen es que abultan y pesan bastante.

 

 

De montaña:

Si lo que más te apetece es salir de la ciudad con la bici, tienes una gran gama de bicis de montaña entre las que elegir. Son las que llamábamos “BH” de pequeños: ruedas gigantes con mucho dibujo, con el manillar bajo para ir muy inclinado. Como hay muchas y las venden en casi cualquier gran superficie, es fácil encontrar una opción barata. Eran estupendas para las vacaciones en la sierra, pero para la ciudad no son la mejor opción.

 

Plegables:

Dahon bici plegable
Una Dahon plegable que hemos encontrado a buen precio en Plegabike.

En el mercado hay una variedad inmensa de estas bicis que, plegadas, se quedan en nada. Pesan muy poquito y no hace falta candarlas en la calle, te las puedes llevar contigo. Las más modernas están diseñadas para que, al aumentar la distancia entre los pedales y la rueda, no tengas que hacer más esfuerzo que con una más grande. Su punto débil suele ser la resistencia de los mecanismos de plegado, que se pueden romper con el uso. Al elegir una es importante hacer búsquedas en internet para comprobar que la gente que las ha usado una temporada está contenta con ellas.

 

Eléctricas:

Las últimas en llegar al mercado han sido las bicis eléctricas, que hace tiempo eran inviables por su peso, pero que ahora están en un momento muy avanzado de su desarrollo. Son una gran opción para ir por una ciudad como Madrid, donde las cuestas a veces se pueden hacer difíciles. El problema suele ser su precio, que no baja de los 800 euros. Si piensas en comprar una de segunda mano, asegúrate de que la batería no se ha usado mucho, porque pierden capacidad con el uso.

Complementos básicos

Hay algunas cosas que no son muy evidentes pero que te van a venir muy bien si empiezas a usar la bici.

Luces:

Luces delanteras y traseras para bicis
Pack de Luces Citylite por 19,75 euros en la web de Mobeo

No sólo son obligatorias en muchas ciudades, son un seguro de vida. Hacen que veas y que te vean. Tanto si vas por el campo como si eliges la ciudad, aunque pienses que no vas a circular de noche, a veces oscurece antes de lo que pensabas. Es importante llevarlas como los coches, una roja de posición detrás y una blanca para iluminar el camino. Además, puedes colgarte otra de la mochila o la chaqueta que quede más alta.

Mochila o alforjas:

Un problema común y que no se comenta mucho del uso de la bici en la ciudad es que los bolsos y las carteras que usamos para caminar a menudo no le van bien a la bici. O bien no hay cómo ponérselos, o se mueven demasiado. Si necesitas transportar documentos, un tupper o cualquier otra cosa en tu día a día, te recomendamos buscar una buena mochila. La opción más avanzada son esas alforjas que puedes poner a ambos lados de la rueda trasera -y que a veces también se convierten en mochila.

Y luego hay una opción “hazlo-tú-mismo”, que es coger una caja de fruta de esas que tiran en las fruterías y construirse una cesta atándola con bridas al transportín… pero no es la opción más elegante!

Cadenas:

Si vas a invertir en tu bici y luego la vas a dejar atada en la calle, seguro que quieres protegerla. Lo mejor es que compres una “U”, uno de esas barras de metal que hacen la forma de la letra u. Hay unas muy recomendables que vienen con un código en las llaves. Si las pierdes, puedes llamar a la casa central y te mandan otras.

Si tu bici tiene partes fácilmente desmontables, como la rueda de delante o el sillín, es recomendable llevar una segunda cadena que asegure esas piezas. Las hay muy chiquititas, pero que cumplen bien ese rol.

Talleres de mecánica

Si ya tienes una bici pero necesita un repaso, te recomendamos que te apuntes a un taller de mecánica de bicis. Aprenderás a hacerlo tú mismo/a y te va a salir mucho más barato y más gratificante. Además, si algún día te pasa algo cuando no estás en casa, también vas a saber identificarlo y repararlo.

En La buena vida organizamos un taller al mes, donde por 20 euros aprendes a mantener tu bici en forma: pincha para ver próximas convocatorias.

Dónde comprar

Como en La buena vida siempre andamos promocionando emprendedores que hacen nuestra vida mejor, te recomendamos tres proyectos que se han lanzado hace poco y que están apostando por la bici en el campo y en la ciudad.

Más que parches en la zona de Méndez Álvaro

C/ Méndez Álvaro, 21, 28045 Madrid
+34 910 82 58 13

FixiDixi en el barrio de Lavapies

C/ Embajadores, 31

28005 Madrid

Slowroom en el barrio de Tribunal

Plaza de las Salesas, 2. 28004, Madrid

+34 91 319 62 50

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorTurismo en bicicleta
Artículo siguienteViajar (en bicicleta) para contarlo
Soy fundadora de Ephimera y promotora de La buena vida y Artilujos. En este proyecto vuelco los valores que he aprendido de mi familia y toda la gente estupenda que he encontrado en la vida.