(Casi) todo lo que sabíamos sobre nutrición era mentira

10
39099
Las mentiras de la pirámide alimentaria

Un aluvión de estudios científicos está poniendo en cuestión las recomendaciones sobre nutrición que hemos conocido. Hoy la evidencia apunta a que unas nociones erroneas, inculcadas a millones de personas desde los medios y las escuelas, han podido ser una de las causas de la epidemia de obesidad y diabetes que sufre el mundo desarrollado. ¿Quieres saber en qué estaba equivocada la pirámide alimenticia?

Las grasas saturadas no son malas

Un estudio dirigido por Rajiv Chowdhury, de la Universidad de Cambridge, lo deja muy claro: no hay evidencia de que las grasas saturadas presentes en la carne, los huevos o la  mantequilla tengan vinculación con las enfermedades del corazón.

Y aunque es habitual encontrar en internet estudios que dicen una cosa y la contraria, este caso es distinto, porque el trabajo es un metaanálisis científico, una investigación que a su vez repasa los resultados de otros estudios. Este en concreto analiza datos de otros 72 estudios distintos donde participaron 600.000 personas. Blanco y en botella.

La noticia es un bofetada a las autoridades sanitarias, que llevan años recomendando sustituir este tipo de grasas. ¿Volverá el jamón a la lista de las cosas saludables?

Los huevos tampoco son el demonio

Algo similar había ocurrido 10 años antes con los huevos. En los años 70 la Asociación Americana del Corazón recomendó limitar la ingesta de huevos a un máximo de 3 a la semana. Los señalaban con el dedo por ser los responsables de los crecientes casos de colesterol en sangre.

Tras una larga temporada en cadena perpetua, hace 10 años  que al huevo le llegó la redención de pena, pero no fue hasta el año pasado cuando otro metaestudio certificó que tampoco hay asociación entre la ingesta de huevos en personas sanas y los niveles de colesterol (ojo, que sí la hay en personas con diabetes).

Para terminar con este calvario, la Fundación Española del Corazón se ha sumado a la evidencia y ha terminado por aceptar que los huevos, esa fuente de proteina barata y sostenible, no son perjudiciales para el corazón.

La margarina, esa sí que tiene delito

Con la fiebre anti-grasas saturadas llegó el reemplazo: la margarina y otros aceites vegetales, procesados hasta conseguir una consistencia similar a la mantequilla, aseguraban ser más sanos que sus contrapartes de origen animal (Y todavía lo siguen asegurando).

Sin embargo los procesos mecánicos que se utilizaban para conseguir estas texturas generaban unas grasas llamadas trans que están presentes en otros muchos alimentos procesados, como la bollería. Esas grasas sí son perjudiciales para la salud y están en proceso de ser virtualmente eliminadas por la regulación de varios países, entre ellos Estados Unidos. Lo que ayer se promulgaba hoy algunos afirman que produce cáncer.

La fruta y la verdura salvan vidas

Sabíamos que eran importantes para una buena nutrición, pero lo son más de lo que pensábamos. Comer algo más de 1/2 kilo de fruta y verdura al día reduce el riesgo de muerte a cualquier edad en un sorprendente 42%.

Así lo afirma un estudio de la University College London que ha analizado los datos de 65.000 personas a lo largo de 8 años. En este estudio las verduras demuestran tener un efecto aun más benéfico que las frutas, por lo que los investigadores recomiendan tomar dos porciones de fruta y cinco de verdura al día.

Pero cuidado con los procesados industriales, como los zumos envasados, la fruta en barritas o la fruta en almibar. Según este mismo estudio pueden tener el efecto contrario debido a la alta concentración de azúcares que contienen. La fruta hay que tomarla siempre fresca.

El azucar, en el punto de mira

Aunque parezca mentira, los científicos se están dando cuenta de que no existe evidencia de que la grasa engorde. Esto es así porque los alimentos no se quedan en el cuerpo de la manera en que los comemos, se procesan de distintas formas en el organismo. Por el contrario, cada vez hay más evidencias de que el consumo de azucar tiene efectos devastadores para la salud. Tanto es así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) está realizando consultas para pedir su regulación y que todos los países se involucren en la reducción del consumo. El azucar es el nuevo tabaco.

Y aunque pensemos que no tomamos tanta azucar, hay que vigilar las etiquetas de los productos que comemos. Hasta un 75% del azucar que ingerimos puede estar camuflado en bebidas, cereales y platos preparados.

La clave: evitar los alimentos procesados

Todos estos descubrimientos, que se han sucedido en el espacio de unos meses, llaman a una nueva orientación de la forma en que comemos. De hecho, el doctor Rajiv Chowdhury, responsable del meta-estudio sobre grasas saturadas, lo deja muy clarito en su informe: “Estos resultados promueven una cuidadosa reevaluación de las actuales recomendaciones nutricionales”.

Y aunque esto no lo cerfitica ningún estudio (todavía), en La buena vida lo tenemos muy claro: Hay que volver a los productos frescos y evitar al máximo los procesados industriales que contienen exceso de azucares, sal y grasas malas. Incrementar el consumo de frutas y verduras frescas y ser conscientes de lo que comemos.

Por eso apostamos por comprar directamente del productor, para devolver la confianza a lo que comemos y saber que lo que es bueno para nosotros tiene que ser bueno también para el medio ambiente y para los productores. Si tú también quieres comprar directamente del productor, visita nuestra cooperativa de consumidores o pásate por el mercado que montamos cada mes en Madrid.

 

¿Y tú, qué dieta llevas? ¿Consumes alimentos sencillos o te pierden los procesados? Cuéntalo en los comentarios.

Compartir
Artículo anteriorEl queso, cuestión de supervivencia
Artículo siguiente#VegetalesVintage: La Nabiza
Soy fundadora de Ephimera y promotora de La buena vida y Artilujos. En este proyecto vuelco los valores que he aprendido de mi familia y toda la gente estupenda que he encontrado en la vida.

10 Comentarios

  1. Hola chicos, sigo vuestra página, y al pararme a leer este artículo me he visto gratamente sorprendida. Aunque todavía hay mucho que investigar y estudiar en el mundo de la nutrición, es cierto que esta nueva “concepción” de la dieta va acumulando poquito a poco evidencias científicas, y quería felicitaros y agradecerlos la seriedad y el rigor con el que habéis redactado el artículo, algo que, por otra parte, es lamentablemente muy difícil de encontrar a veces en el mundillo “eco-bio”… mi más sincera enhorabuena! ya os seguía, pero ahora con más motivo.

    saludos
    ana

    • Gracias, Ana!
      Por lo que nosotras hemos podido leer sí está cambiando esa concepción que tú mencionas y pensamos que es importante que la gente lo sepa.

      En estos artículos que estamos empezando a escribir vamos a intentar ser siempre de total confianza y basarnos en estudios amplios y bien respaldados, porque es cierto que muchas veces se dicen tantas cosas contradictorias que la gente se hace un lio.

      Un abrazo!
      Elena – La buena vida

  2. Tengo que volver a leerlo con más calma, pero también fue grato ver la información, me esperaba- llena de escepticismo- un artículo defendiendo el azúcar y los alimentos procesados basado en estudios financiados por las propias multinacionales de alimentación que cada vez ganan más presencia en organismos oficiales ( supuestamente ) neutros … pero chapó … y gracias por compartir esta información valiosa, espero que llegue a mucha gente … nosotros lo compartiremos en nuestra fanpage.
    Un abrazo desde la Costa Tropical de Granada

  3. Esto con todo respeto, esto es basura. Propaganda anti-vegetariana pro-carnne lacteos y huevo. La gente quiere escuchar buenas cosas acerca de sus malos hábitos es por eso que esta gente gana adeptos. Los que cuestionan que el colesterol y las grasas saturadas como causantes de enfermedades. Es algo que está estudiado ampliamente desde hace más de 100 años. Los estudios científicos bien diseñados con miles de participantes seguidos durante décadas muestran claramente los patrones nutricionales y de estilo de vida que contribuyen a las enfermedades crónicas y degenerativas en occidente. Las grasas saturadas, las proteínas animales, y el huevo, están entre los principales culpables de la mayoría de ellas. Pero estos carbofóbicos retenden echarle la culpa de estos males a el azucar y los carbohidratos. El azucar refinado y los carbohidratos refinados ultraprocesados son dañinos, es verdad pero noconstituyen la única causa de estas enfermedades ni mucho menos. Lo que se les olvida decir es que un estilo de vida basado en plantas, verduras, frutas, granos, semillas, cereales enteros sin procesar y en su forma natural elimina todas estas enfermedades y dolencias que aqueja a la población. No contribuyamos a desparramar mentiras.

    • Los seres humanos somos omnívoros y no herbívoros, acaso tienes el sistema digestivo de una vaca? Si la dieta vegetariana fuera tan sana entonces porqué coméis esas cosas absolutamente asquerosas como el seitan, el tofu y hamburguesas vegetales? Porque necesitáis proteínas y las proteínas vegetales no se asimilan igual que las animales, luego me parece muy bien que comas todo verde pero reconoce que a no ser que vivas en un prado, compatibilizar una dieta así con una vida normal te convierte en un fríki caprichoso.

    • ¿La parte de La fruta y la verdura salvan vidas no la leíste? Yo opino que lo mejor es una dieta variada, vamos el comer de todo de toda la vida, el exceso es lo que hace el mal, si solo comes una cosa, sea la que sea, pues es malo, no hay un alimento que contenga todos los nutrientes necesarios para estar bien, hay que mezclar.
      No se cual es la manía de atacar a los que comemos de todo, tachándonos poco menos de bestias salvajes porque comemos pescado o pollo o cualquier tipo de carne… y es algo muy extendido en las comunidades vegetarianas y veganas, a mi me parece perfecto que cada uno coma según las directrices que quiera, siempre y cuando no esté perjudicando su salud, pero los extremismos están en todas partes, hay por ahí un reportaje de un niño, creo que era holandés, que su madre lo alimenta solo con frutas y verduras crudas, nada más, aportando locuras tales como que comer carne, dígase una loncha de jamón o un bistec, de cualquier tipo, provoca esquizofrenia (entre otras cosas raras que dice la mujer)…creo que ahí se le fue un poco de las manos… y este niño tiene síntomas de malnutrición y no me extraña nada…
      Otra premisa que leo por ahí, es que también se nos acusa a los que comemos “de todo”, es que nos basamos en comida basura, así por la cara…que tiene que ver comer carne, pescado, huevo, fruta, etc con mandarte papas fritas y hamburguesas y perritos etc. a todas horas?? Yo no veo la asociación fíjate, un plato combinado de pechuga de pollo a la plancha con ensalada…pues no veo donde está la fritangada y la insalubridad, un plato de potaje o puré de verduras con trozos de cualquier carne…tampoco lo veo obra del demonio… Pero está claro que la única forma de defenderse en la vida no es decir por qué cada uno come lo que come y defenderlo, sino atacar a las costumbres o gustos de los otros, así vamos…
      Lo dicho, es mi más sincera opinión desde la ignorancia que pueda poseer del tema, pero por regla general, es lo que más leo por la red.

      A la pregunta final del artículo, pues yo particularmente, y los míos intentamos comer variado, no creo que llegue a las 5 piezas de verdura diarias, porque no como tantas veces, jajaja pero ahí ahí anda la cosa, alimentos procesados, pues pocos, porque por fortuna vivimos en una zona llena de lo que por aquí se conoce como “ventitas” que ofrecen productos frescos tanto de verduras y frutas como de carnes de todas clases, y tendrían que ver las colas que se forman en las fruterías, que parecen las rebajas, tienes que estar atento porque se te cuelan las doñitas y te quitan lo que tu venías pensando!! y unos precios baratísimos.

    • El cuerpo humano puedo vivir a base de muchos tipos de comida. Es verdad que un estilo de vida vegetariano es lo mejor que hay pero se puede vivir bastante bien a base de carne, lacteos y huevos siempre que estos estén muy frescos y preparados de una manera saludable. Por desgracia la cocina destruye los elementos nutritivos de la comida, los alimentos cocinados tienen menos nutrientes útiles para el cuerpo y mas residuos. Por ejemplo un menú de McDonalds solo le quedan 5% nutrientes, lo demás son residuos. La gente engorda porque el cuerpo está almacenando estos residuos al no tener nutrientes adecuados para librarse de ellos. La grasa corporal no es un almacen de comida, es un almacen de residuos.

    • Este articulo es muy bueno para el 90% de la población que sobrevive a base de “comida” procesada. Por supuesto que, para las personas que saben de verdad lo que es comida y lo que no, este articulo es basura. El problema es que hay mucha gente “educada” con mentiras avaladas por un sistema que promete salud y bienestar pero lo único que quiere es nuestro dinero. Pocas personas (menos de 10%) tienen la educación apropiada para entender/aceptar que el azúcar refinado es puro veneno, igual que la mayoría de los ingredientes basicos procesados como harina, arroz y leche. Por eso se han inventado términos como “poco saludable” o “malo para la salud”. Hay muchas personas que, leyendo un articulo se dan cuenta que el pan es malo pero siguen comiendo galletas y pasta. O le dices a uno que el azúcar no es bueno, se lo cree de verdad pero después se niega creer que el azúcar natural de la fruta es saludable.

  4. Apuntes personales. El azúcar, el gran enemigo de mi cuerpo. Desde pequeña pensaba que yo, tenía los tobillos gordos!, Un día, me hicieron un masaje (cómo dolía) y veía que se afinaban. Me habían comentado que se debía a la linfa, pero no conseguía un diagnóstico claro. Pero aquí que el consejo de un investigador (autoinvestigador con él mismo en nutrición) afirmaba que se debía claramente al azúcar. Al reducir casi por completo su consumo, tachán, esas bolas que tenía en los tobillos y también en rodillas se redujeron y sobretodo se ablandaron, un poco más de ejercicio y masaje y se van. ¡Era el azúcar un gran causante!

    Otro apunte, yo siempre he escuchado mejores recomendaciones de la mantequilla frente a la margarina, periódicos, radio, vaya, lo que llega a la población en general, al menos en el sur de España. A pesar de que la leche de vaca he descubierto que es “caca” me digan lo que me digan (por supuesto, que si estás por ahí tirado te tomas un vaso y no veas como te levanta), pero un poquito de mantequilla, siempre antes que una margarina, con sólo probarla siempre me ha echado para atrás la margarina ésta. (Aunque por ser de Jaén, allí se critica hasta la mantequilla, donde se ponga un buen aceite… y así hice durante años ni mantequilla ni margarina, al rico aceite de oliva).

  5. Comer de esa manera, es lo que se conoce como DIETA PALEOLÍTICA / ESTILO DE VIDA PALEOLÍTICO (porque en realidad no es una dieta, sino lo que debería de comer todo el mundo para estar sano)
    En Latinoamérica, los mejores Endocrinólogos de Latinoamérica, saben que enfermedades como la Diabetes, Obesidad, Transtornos Metabólicos, Tiroides, esterilidad, ovarios poliquísticos… etc y un sin fín de ellas más, vienen por comer carbodrogas, que sólo se acumulan en el cuerpo en forma de grasas y nos engordan pero tienen anti-nutrientes…
    Dejo señas para quien quiera aprender… BUSCAD EL BLOG DEL DOCTOR LUDWIG JOHNSON él lo explica todo genial, también tiene varios libros…
    LA DIABETES TIPO 2 TIENE CURA EN VENEZUELA Y LO ÚNICO QUE HAY QUE HACER ES SEGUIR LA DIETA PALEOLÍTICA y se va revirtiendo hasta la sanación. La tipo 1 tiene mejoría, pero desgraciadamente, el paciente ya llegó “tarde”…
    Saludos!!! #VivePaleo