Inicio Blog Página 2

Un mes sin coches

0
EcoEko - Cosmetica eco
EcoEko - Cosmetica eco

Una cosa es dejar un día el coche en casa y otra bien distinta es comprometerte en no utilizarlo durante un mes. Esta fue la estricta dieta por la que apostaron los vecinos de Haenggung-dong, un barrio de la localidad surcoreana de Suwon. Y los resultados fueron así de sorprendentes. 

9914564145_1d33c70308_z

La idea surgió de la iniciativa The Urban Idea. Sus impulsores estaban cansados de realizar sesudas gráficas advirtiendo del peligro del cambio climático y reflexivos informes sobre lo importante que es eso llamado decarbonización (Y sí, realmente es muy importante). Querían pasar a la acción y buscaron dónde hacerlo.

El lugar elegido fue un distrito de unos 4.300 residentes en Suwon, a unos 30 kilómetros de Seúl. Les propusieron pasar un mes sin coches. Entero. Costó bastante tiempo de negociaciones, pero finalmente alcalde y vecinos accedieron. Era septiembre de 2013 y arrancaba el Ecomobility Festival que cambió sus vidas.

De la noche a la mañana, 1.500 coches desaparecieron de las calles del barrio, habitualmente transitado. Se sustituyeron por bicicletas y scooters eléctricas e, incluso, se organizaron cursos para quienes no sabían moverse con dos ruedas pudieran aprender.

9914386175_9d12a9da32_z

Las calles se llenaron de gente, como si todos los días fueras días de mercadillo. Más de un millón de visitantes quisieron comprobar cómo se vivía en el barrio sin coches. Evidentemente, los negocios locales lo notaron en sus cuentas del mes, aumentadas por la posibilidad de instalar pequeñas terrazas en la calle.

El gobierno municipal también decidió echar los restos con el proyecto -al fin y al cabo, el esfuerzo de estar un mes sin coches debía tener una contrapartida- y activó un plan para reparar las aceras rotas y ensanchar el espacio para peatones en algunos puntos.

Cuando el mes acabó tocaba reflexionar. Y esto es lo que los vecinos decidieron:

Primero. La velocidad por la que circulan los coches en el barrio se redujo considerablemente para evitar que sus calles se emplearan como atajo por otros conductores.

Segundo. Se prohibió aparcar coches en calles estratégicas, sobre todo las más frecuentadas.

Tercero. Una vez al mes, el barrio volvería a vivir sin coches.

El Ecomobility Festival volverá a probar suerte este año en Johannesburgo. Quién sabe. Quizá algún barrio de por aquí se anime.

 

 

 

 

Cinco huertos urbanos que han cambiado la forma de cultivar

0

Algo está pasando en el mundo de la agricultura. El campo se acerca a la ciudad e, incluso, se planta en su mismo centro. Os presentamos cinco granjas que han cambiado la forma de cultivar.

* El ecosistema urbano

Hay fantásticos huertos urbanos. En ciudades como Madrid o Barcelona están generando comunidades, enseñando muchas cosas y, sobre todo, ofreciendo a sus usuarios comida buena, cultivada localmente. En Seattle han querido dar un pasito más con el proyecto Beacon Food Forest, un espacio público de unas dos hectáreas reconvertido en huerto comestible del que puede dar buen uso la comunidad. Han buscado imitar un ecosistema natural para que el mantenimiento sea lo menos cargante posible y, de paso, para que la variedad salga a borbotones: en el huerto puedes encontrar de calabazas a bayas.

schema2

* La oficina huerto

La compañía japonesa Pasona ha plantado tomates, lechugas y hierbas frescas en la oficina. Se pueden encontrar en la sala de reuniones, en el lobby… y después en la cafetería, donde se cocinan los vegetales recolectados. Con esta iniciativa, la compañía quiere incentivar la sensación de comunidad y relajar el ambiente.

Pasona-HQ-Kono-Designs-10-537x402

* Todo en uno

Mientras conducía por Carolina del Norte, Ben Greene reflexionó sobre las pérdidas de tiempo y energía que supone cultivar una verdura en un sitio y comerlo después a cientos de kilómetros. Y se preguntó si sería posible cultivar y vender a la vez en un mismo sitio. Se respondió así mismo proyectando Farmery, un complejo a base de contenedores reciclados que pretende justamente eso: en la parte superior se cultivará todo tipo de verduras que se podrán adquirir en el sótano.

* Verdura en la azotea

Brooklyn Grange es uno de los símbolos de la agricultura urbana moderna. En el corazón de Nueva York, entre Brooklyn y Queens, esta iniciativa mantiene activos varios huertos en distintas azoteas de la ciudad que, en lo que lleva funcionando, ha vendido más de 5.000 kilos de verduras orgánicas a restaurantes, pequeñas tiendas y consumidores, a través de mercados semanales.

brooklyn-grange-navy-yard-960x400

 

* Y en el Muro

Se llama y está a la sombra del antiguo Muro
de Berlín. Las plantas crecen en bricks reciclados, antiguos sacos de arroz, cajas de fruta… Los visitantes pueden recolectar vegetales, aprender sobre semillas y disfrutar de una estupenda comida en el café del proyecto.

MG_8977

 

 

 

 

Guía de parques de Madrid

1

Madrid no es la ciudad más verde. De hecho, en estos últimos años, el urbanismo político parece haberse dedicado a cortar árboles e inaugurar plazas de hormigón. Pero ahí están, viendo pasar el tiempo, algunos estupendos parques -nuevos y antiguos- en los que poder disfrutar del buen tiempo que ya hemos inaugurado. Esta es una pequeña guía de parques de Madrid y su correspondiente nivel de dominguerismo (*). No están todos los que son, pero los que están nos enamoraron hace tiempo.

Casa de Campo

Nombre cursi: Por muy cursi que suene, es cierto: la Casa de Campo es el pulmón de Madrid.

Superficie: Tiene 1722,60 hectáreas. Ahí es nada.

Origen: La versión oficial fija su nacimiento por una decisión de Felipe II, a quien se le puso entre ceja y ceja trasladar la Corte a Madrid. El movimiento incluía montar una finca que uniera el Palacio Real con el cazadero de El Pardo.  Sin embargo, la zona lleva siendo habitada desde el Neolítico y algún que otro rey ya le había puesto el ojo.

Apertura al público: Fue bosque real hasta que, en la segunda República, se cedió al pueblo de Madrid. Aunque la Guerra Civil destrozó parte de su rico patrimonio, la Casa de Campo sigue mostrando joyas como el Puente de la Culebra, serpenteante obra de Sabatini. La contienda también dejó su huella en forma de búnkeres o trincheras.

Qué hacer: Podría estar mejor conservada -sobre todo, sus instalaciones deportivas- pero el guapo le sale por cualquiera de sus senderos en los que encontrarás paseantes, corredores, ciclistas y muchos domingueros haciendo lo que mejor se nos da: dominguear a la sombra en torno a una tortilla de patatas.

El serpenteante Puente de la Culebra de la Casa de Campo.
El serpenteante Puente de la Culebra de la Casa de Campo.

Nivel de dominguerismo: 10/10

El Retiro

Monumento a Alfonso XII, Parque de El Retiro
Monumento a Alfonso XII, Parque de El Retiro

Nombre cursi: el sitio del Buen Retiro, remanso de paz en el centro de la ciudad, pulmón verde (bis).

Origen: Al parecer, un generoso regalo del Conde Duque de Olivares al rey Felipe IV dio pie al parque que rápidamente se convirtió en la segunda residencia real.

Apertura al público: Carlos III permitió el acceso al público, siempre y cuando la gente fuera arreglada y aseada. Tras la revolución de 1868, La Gloriosa, pasó a titularidad municipal. Fue entonces cuando se construyeron los emblemáticos Palacio de Cristal o El Ángel Caído. Y, sí, en tiempos de Fernando VII e Isabel II el parque acogía La Casa de Fieras con todo tipo de animales salvajes. Hoy da nombre a una biblioteca.

Qué hacer: Barcas, barquillos, lectura de cartas del futuro, cañas y patatas fritas, paseos, patinaje y bicicleta, dar de comer a las ardillas, perderse entre las casetas de la Feria del Libro, merendar, comer y cenar (temprano) y ver con los niños a Pirulo, entreo otros títeres. El Retiro es Madrid en estado puro, aunque esto también suene cursi.

Nivel de dominguerismo: 9/10. No siempre es fácil encontrar buen sitio.

Parque del Oeste

El más inglés de los parques de Madrid, el del Oeste.
El más inglés de los parques de Madrid, el del Oeste.

Nombre cursi: No se le conoce. Sí responde a nombres como “el del Templo de Debod”, “el de Moncloa”, “el del botellón” (más en la época de los ’90)…

Superficie: 100 hectáreas, incluyendo el Teleférico, el Templo de Debod o la Rosaleda

Origen: La idea se la debemos a don Alberto Aguilera que, aparte de ser una popular y cercana calle, es el nombre del alcalde de Madrid que, en 1906, pidió al paisajista Cecilio Rodríguez un trazado para que los madrileños de la zona pudieran ver y dejarse ver. Fue uno de los escenarios clave durante la Guerra Civil, al acoger el Cuartel de Montaña.

Apertura al público: Siempre fue público. Se pensó a modo de jardín inglés, con sus desniveles y caminos curvilíneos.

¿Qué hacer?  El balcón que se forma en la zona del Templo de Debod -el pedacito de Egipto que el país regaló por la participación española en la presa de Asuán-, es probablemente uno de los mejores puntos para disfrutar de los cielos de Madrid (cuando no hay boina negra).

Nivel de dominguerismo: 8,5/10

Jardines de Sabatini y Campo del Moro

Jardines de Sabatini
Todo en su sitio en los Jardines de Sabatini

Nombre cursi: Los jardines del rey, los jardines reales…

Superficie: Los jardines de Sabatini, 2,54 hectáreas. El Campo del Moro, 20.

Origen: El Campo del Moro se imaginó por Felipe II antes incluso de que se levantara el Palacio Real al ver el semejante barranco que separaba los terrenos palaciegos de la ribera del Manzanares. Sin embargo, el Campo del Moro no cogió forma hasta el reinado de Isabel II, unos cuantos años después. Algunos populares nombres del callejero madrileño como Argüelles, preceptor de la reina (menor de edad entonces), y Martín de los Heros, intendente de patrimonio, están detrás del parque. En el caso de los Sabatini, se pensó en la década de los 30 del siglo pasado.

Apertura al público: son de esos jardines con horario en Madrid y en los que todo, absolutamente todo, está en su sitio.. Sabatini, por ejemplo, cuenta con más de 20.000 arbustos y 9.500 árboles, de los cuales 400 son palmeras.

¿Qué hacer? Poco dado al mantel y al filete empanado, estos parques y sus recovecos se prestan a la lectura, las tardes de amor y a dar rienda suelta al Instagram ya que es uno de los sitios donde mejor luce el crepúsculo en la ciudad. Y no, aquí no hay vampiros.

Nivel de dominguerismo: 2/10.

Madrid Río

Madrid Río, a pleno puente.
Madrid Río, a pleno puente.

Nombre cursi: la arteria verde de Madrid. Sí, el nombre lo inventó un político.

Superficie: Unas 150 hectáreas.

Origen: Es de los últimos en llegar pero ya ha dejado su huella, aupándose como uno de los más populares. Se construyó entre 2003 y 2007, cuando los ciudadanos de Madrid (y algún que otro famoso actor hollywoodiense) pensaban que alguien estaba buscando desaforadamente un tesoro en el subsuelo de la ciudad. Vino a recuperar la ribera del Manzanares gracias al soterramiento de la M-30, rebautizada como Calle 30.

Apertura al público: Siempre. Ofrece planes del día a la noche, desde áreas de juego infantil a terrazas para el copeteo, como las que alberga Matadero Madrid en uno de los extremos del parque.

¿Qué hacer? De todo, aunque la sombra escasea ya que los árboles son todavía jóvenes. Ciclistas, corredores, patinadores y paseantes abundan y, en ocasiones (demasiadas), comparten en (no bien delimitado) espacio pero en general la convivencia resulta fácil.

Nivel de dominguerismo: 6,5/10

El Capricho

El parque del Capricho en todo su explendor
El parque del Capricho en todo su explendor

Nombre cursi: El parque más bello de la ciudad, y sí, estamos de acuerdo.

Superficie: Cuenta con 14 hectáreas.

Origen: Los Duques de Osuna crearon este maravilloso parque en 1784, cuando la duquesa falleció, el parque se desmejoró, hasta que el ayuntamiento de Madrid lo compró y empezó las obras para recuperarlo, estas labores duraron hasta el 1999. Esta considerado uno de los parques más bellos y más desconocidos de nuestra ciudad.

Apertura al público: Los horarios son un poco restringidos, solo abre los sábados, domingos y festivos:

  • Del 1 de octubre al 31 de marzo: de 9 a 18:30 horas.
  • Del 1 de abril al 30 de septiembre: de 9 a 21 horas.

¿Qué hacer? Aquí de todo, de todo,  no se puede hacer. Es un espacio un poco restrictivo, no se puede entrar comiendo, no, ni siquiera un helado, ni podrás pasear a tus mascotas. El El jardín ofrece tres estilos diferentes: un jardín francés, el paisaje inglés y el giardino italiano. Otra de las maravillas de este gran desconocido es su búnker de la Posición Jaca, construido en 1937, un enclave de la Guerra Civil único en Europa, el espacio consta de 2.000 metros cuadrados a 15 metros bajo tierra , que podrás visitar de manera gratuita con cita previa, os dejamos toda la información:

  • Teléfono: 916 397 869. De lunes a viernes de 09:00 a 13:00 horas.
  • Correo electrónico: paa@talher.com

Nivel de dominguerismo: 5/10

La Quinta de Los Molinos

Los almendros en flor de la Quinta
Los almendros en flor de la Quinta

Nombre cursi: Parque histórico

Superficie: Nada menos que 25 hectáreas.

Origen: Esta finca de recreo rústico urbana, perteneció al Conde de Torre Arias, ahora mismo su uso es público, y aun que no esta abierto en su totalidad (28 hectáreas). Podemos disfrutar de una gran extensión de arbolado, zonas agrícolas y un marcado carácter mediterráneo.

Apertura al público: Abre de lunes a viernes de 6:30 a 22:00 horas.

¿Qué hacer?  Todo, todo. El parque está dividido en dos zonas claramente diferenciadas: la zona norte con estilo romántico paisajista y la zona sur de carácter agrícola. Os recomendamos visitarlo en febrero, ya que sus almendros en flor son un espectáculo sin igual.

Nivel de dominguerismo: 10/10

El nivel de dominguerismo determina la aptitud del parque para disfrutar de un día completo, comida y merendola en el césped incluida.

 

 

 

La bici que se conduce con todo el cuerpo

0

No. No es un patinete con pretensiones. Es una bicicleta. Con todos los elementos de una bicicleta. Solo que es una bicicleta que no se conduce sentado sobre un sillín. Es una bici que se conduce con todo el cuerpo, en lugar de la estática postura de manos sobre manillar. Es una manera completamente diferente de mover (y ver) la ciudad. Así es Halfbike II.

PVQDQ5EzT-VxwRyH-LczHMdDpeb0-y-1kejxTgKL-nQ

La idea se gestó en el estudio Kolelinia, una start-up creada por dos jóvenes arquitectos empeñados en investigar nuevas fórmulas de movilidad. De hecho, todo surgió cuando uno de ellos se vio obligado a meter su antigua bici en un trastero porque no le cabía en su (diminuto) nuevo piso ¿te suena esta historia?

BUb68n3VdfVnnzRAL54pNp_uYlyt3qsRO9jTwlOqeWQ

Halfbike resulve el problema del almacenaje pero es mucho más: se presenta como si fuera una extensión del cuerpo, permitiendo un viaje suave y casi intuitivo.

RZjJgHd26Yi_7qlGwVLZbq6MW4pyD9WLtitA72Pxqho

 

¿Es fácil montarla? Dicen sus creadores que, si has practicado deportes o sabes montar en bici, lo tendrás fácil. Más aún, si sabes guardar el equilibrio.

 

zkhkIXeUV61mkU2jA5zYuAMaH5FYPD9gduIklO5pkkk

Es el vehículo que más financiación ha obtenido en la plataforma de crowdfunding Kickstarter. Casi un millón de dólares. A veces, las ideas más sencillas son las que más interés despiertan.

Que no te den fresa por fresón

0
fresa o fresón, esa es la cuestión
Fresa o fresón, esa es la cuestión

La mayor parte de las fresas que estamos disfrutando esta primavera son, en realidad, fresones. Y no, no son lo mismo. Es más, se parecen más bien poco. Explicamos sus diferencias para que no te den fresa por fresón.

1. Empecemos por la cuestión botánica. Tanto fresa como fresón forman parte de la familia de las Rosáceas y pertecen al mismo género, las Fragaria. Pero mientras que la fresa -fragaria vesca- es una fruta de origen silvestre muy habitual (en su momento) en los bosques europeos, el fresón (fragaria x ananssa) es un híbrido creado por botánicos en el siglo XVI a partir del cruce de otros dos tipos de fragaria norteamericanos.

2. La fresa silvestre es pequeña, más o menos del mismo tamaño que la punta de un pulgar. Su aspecto exterior es rojo pero dentro es más bien blanca y los expertos aseguran que su sabor es intenso. En cambio, el fresón puede llegar alcanzar un tamaño considerable, su forma es mucho más cónica, su interior es más rojizo y su sabor es algo más suave.

3. En ambos casos, se trata de frutas muy saludables. El fresón tiene mucha vitamina C y flavonoides aunque lo cierto es que, en este caso, la fama se la lleva la fresa, a la que incluso se le han atribuido propiedades medicinales. Cuentan que el mismísimo Linneo se curó de una gota a base de tés de fresa salvaje.

¿Por qué lo llaman fresas con nata cuando quieren decir fresón con nata?

Seguro que te ha pasado. Estos días, es más que habitual encontrar en bares, restaurantes (¡y también cocinas!) apetecibles copas de fresas con nata o con zumo de naranja. Sin embargo, en el 99% de casos, son fresones, salvo -claro- que estés en lugares como Aranjuez, donde los agricultores se esmeran en conservar el cultivo tradicional de fresas silvestre.

¿Qué se esconde en la nata?
¿Qué se esconde en la nata?

 

¿Por qué hay tanto fresón y tan poca fresa?

La Asociación de la Huerta de Aranjuez son bastante explícitos: “Durante los últimos años el cultivo de la fresa ha ido disminuyendo e includo tendido a desaparecer debido a la gran cantidad de mano de obra que necesita, a su delicadeza, a ser muy vulnerable a las heladas y a problemas graves de virosis lo que supone unas importantes limitaciones para el agricultor”.

Efectivamente, la fresa es muy estacional -bueno, de hecho antes todas las frutas lo eran- y también muy delicada. Que solo se pueda recoger en primavera y que se estropee tanto al ser transportada ha hecho que sea desplazada por variedades híbridas -los fresones- que se producen fácilmente durante todo el año y que ofrecen frutos más grandes y más firmes, lo cual permite que duren más y resistan mejor los viajes.

¿Todos los fresones son iguales?

En absoluto. Las variedades se cuentan por centenares aunque es probable que, en nuestros mercados, las posibilidades se reduzcan a unas veinte opciones. La estrella indiscutible es el fresón de Huelva (mejor dicho, de Palos) seguido del fresón del Maresme.

¿Cómo escoger?

La decisión no siempre es fácil. En primer lugar, y aunque parezca mentira, resulta complicado encontrar fresas silvestre, y eso que ahora estamos en temporada. Por otro lado, en el caso de los fresones, no siempre se indica la variedad exacta de fresón, que puede marcar bastante diferencia de sabor o textura.

En cualquier caso, los expertos son unánimes al recomendar escoger fresas y fresones maduros. Y no vale con dejar que maduren en la nevera porque ninguna de las dos madura fuera de la planta. Por eso, suele resultar mejor optar por fresas y fresones de proximidad, ya que al menos te garantizas que los frutos no han sido cortados antes de madurar para poder cruzar el océano y llegar a tiempo a tu plato. Otra buenísima opción es que las cultives tú mismo en el balcón de casa.

Otra ventaja de las fresas y fresones maduros: tienen más azúcares y, por tanto, son más dulces al paladar.

Otro consejo: compra solo fresas y fresones enteros. Esto es, que incluyan las hojitas verdes en su parte superior.

¿Cómo conservarlas?

Conviene mantenerlas en la nevera o en un lugar fresco, oscuro y ventilado. Evita, en la medida de lo posible, que estén muy juntas unas de otras. Así, se pueden conservar hasta seis días.

Límpialas con agua pero sin cortar el tallo ni las hojas ¡Y disfrútalas acto seguido!

Lo que se encuentra en el contenedor

0
Rob Greenfield desperdicio alimentos
Una de las imágenes del proyecto de Rob Greenfield, que ha rescatado comida de contenedores de basura para denunciar el desperdicio alimentario

Lo sabemos de sobra. Desperdiciamos infinidad de alimentos cada día. Un tercio de todos los alimentos que se producen. A menudo, ocurre en casa y en nuestro cubo de basura pero lo cierto es que la mayoría de las veces el desperdicio se produce antes de que la comida llegue a nuestro plato. El activista Rob Greenfield quiso comprobar cuánta comida se desechaba en los supermercados. Empleó una llamativa estrategia para llamar nuestra atención. Esta es su historia.

Rob Greenfield es de esos tipos que han decidido pasar del dicho al hecho para dejar bien clarito cuáles son sus convicciones. Ha dado la vuelta a Estados Unidos -dos veces- con una bicicleta de bambú, decidió obviar la ducha durante un año para invitar a la reflexión sobre todo el agua que consumimos y, después de todo esto, decidió poner en el punto de mira el gigantesco desperdicio de alimentos al que cada día todos contribuimos.

La aventura de Greenfield comenzó en Madison y acabó en Nueva York. En total, unos 1.600 kilómetros recorridos en siete semanas de mucho pedaleo. Para alimentarse, el aventurero se comprometió a comer exclusivamente comida rescatada de contenedores próximos a supermercados o tiendas de comestibles. Lo cumplió. Es más, en el proceso, engordó, a pesar de pasar el día encima de la bicicleta.

Pero el reto no se quedó en la esfera personal. En su periplo, Greenfield realizó lo que él mismo bautizó “Fiascos del desperdicio de alimentos”. Con la ayuda de voluntarios, expuso en lugares públicos toda la comida que habían encontrado en contenedores de establecimientos tan solo unas horas antes.

Rob_Greenfield_desperdicio_alimentos
Este es el aspecto de uno de los “fiascos” organizados por Rob Greenfield para mostrar el desperdicio de alimentos.

 

Rob_Greenfield_desperdicio_alimentos
Esto es lo que Greenfield sus amigos rescataron en Winsconsin

Con todos los alimentos rescatados, Greenfield asegura que pudieron alimentar a unas 500 personas. Más o menos calcula que interceptaron comida por valor de 10.000 dólares.

Rob_Greenfield_desperdicio_alimentos
Este es el trabajo de dos horas en Detroit. Foto de Rob Greenfield

Greenfield llama a la acción y pide que, si alguna vez un contenedor a rebosar de comida en perfecto estado, al menos la fotografíes y la eqtiquetes con este hashtag: #DonateNotDump (Dona, no tires).

 

Esto es serio: uno de cada seis especies podría extinguirse

0
La salamandra de mármol camina para llegar a un estanque cercano para poner huevos. Este anfibio trata de adaptarse al aumento de la temporatura global/ Mark Urban

La cifra da escalofríos: una de cada seis especies de este planeta podría enfrentarse a la extinción debido al cambio climático. Cambio climático de origen fundamentalmente humano. Es la principal conclusión de un reciente estudio publicado por la archifamosa revista científica Science ¿Se puede parar esta tendencia?

Sí. Si se puede ¿Cómo? Cambiando la actual tendencia de emisiones de carbono. De seguir como estamos, sin cambiar nada, el trabajo sugiere que la tasa de extinción de especies se acelerará a medida que aumente la temperatura global del planeta. Es, de todas las causas que pueden llevar a la extinción de un animal o un vegetal, la que más veces aparece en los análisis.

Las conclusiones no son peregrinas. Según Science, la investigación -que ha realizado Mark Urban, de la Universidad de Connecticut- es el análisis más amplio de este tema hasta la fecha, ya que ha comparado 131 trabajos previos sobre este asunto.  Al parecer, América del Sur, Australia y Nueva Zelanda son las zonas que más sufrirían el embiste del cambio climático, por la concentración de especies, porque no hay tanto espacio para que puedan huir de las altas temperaturas o por el aumento de periodos de sequías e inundaciones.

 

Rana de bosque
Esta rana de bosque está poniendo sus huevos. Desde que ha aumentado la temperatura, no espera a que avance la primavera. Los anfibios son de los más expuestos a la extinción. Crédito Mark Urban

 

Alimentos que levantan el ánimo

0
alimentos-que-levantan-el-animo

Cuando uno está triste o de mal humor, la nevera suele enterarse. Pero, después de acabar con todos los bollos, helados y patatas fritas disponibles, ni solemos sentirnos más satisfechos ni los problemas se han resuelto. Quizá parte de la solución radica en escoger mejor lo que comemos porque alimentos que levantan el ánimo, haberlos, haylos.

1. Cacao

El cacao, lo más puro posible, no solo es un nutritivo y saludable alimento, sino que además parece tener cierto impacto en nuestro humor (para mejor) y puede llegar a reducir el estrés. Eso sí, consumido con moderación.

2. Pescado

Especialmente, pescado azul. El aporte de omega-3 puede ayudar a que tu cuerpo genere algunas de las hormonas implicadas en nuestro humor, como la serotonina.

3. Té

Una más a la larguísima lista de bondades del té. Diversos estudios apuntan a que la teanina, un aminoácido presente en algunas variedades del té, te hace estar más activo.

4. Picante

Sí, sí. Un poco de cayena, por ejemplo, puede ayudar a liberar endorfinas

5. Vitamina b

La encontrarás en huevos, plátanos, aguacates, vegetales de hoja verde…

Comer bien

Parece de perogrullo pero, en realidad, los especialistas señalan que la mejor receta para ayudarnos a tener mejor humor es aquella receta que es equilibrada y sana. Vamos, que lo mejor es comer bien, con comida buena. Por ejemplo, una dieta excesivamente baja en carbohidratos no te ayudará si has tenido un mal día. Tampoco lo hará que optes por comida procesada en lugar de un plato de verduras o un poco de fruta. Aunque te parezca mentira, son múltiples los estudios que concluyen que la comida indulgente sirven de poco o nada.

 

¿Qué son las calorías vacías?

0
azúcares añadidos

Calorías vacías. Dícese de aquellas bebidas o alimentos con significativo aporte de energía y pocos o ningún nutriente. Seguramente has escuchado la expresión en más de una ocasión pero ¿qué significa realmente? ¿Dónde se alojan esas temidas calorías? 

Fundamentalmente, se encuentran en grasas o azúcares añadidos a los alimentos. A veces, como en el caso del azúcar en el café por ejemplo, los añadimos nosotros mismos pero, por regla general, se trata de componentes que vienen incorporados a los alimentos que compramos.

Los refrescos azucarados, las llamadas bebidas energéticas o estimulantes, algunos zumos envasados, determinados tipos de galletas, aperitivos, bollería industrial, golosinas, helados.. pueden llegar a ser una fuente de este tipo de calorías que aportan poco o nada a nuestro organismo.  La expansión de los famosos azúcares añadidos ha llegado incluso a los embutidos, productos cárnicos como ciertas salchichas o platos preparados (pizzas, pastas…).

Dicen los que saben que este tipo de componentes añadidos puede aportar cierto atractivo a los alimentos -por ejemplo, un sabor más apetecible- pero a cambio ofrecen un extra innecesario de calorías. Es cierto que una pequeña cantidad de estas calorías no hace mal a nadie pero lo cierto es que la estadística apunta que en países como el nuestro -de esos que dicen desarrollados-, solemos pasarnos con la cantidad de calorías.

Limitar su consumo es relativamente fácil. La nueva normativa europea de etiquetado exige indicar el valor energético de los alimentos y la cantidad de grasas. Diferencia entre grasas saturadas, proteínas, hidratos de carbono (que son nutritivos) o azúcares. Así, puedes hacerte una idea de la proporción real de calorías vacías de cada alimento.

Ojo. El hecho de que un alimento incluya azúcar de manera natural no le convierte en una fuente de calorías vacías. La fruta o la leche, por ejemplo, contienen azúcares pero también minerales, vitaminas, fibra, proteínas… Todo ello, en proporciones equilibradas.

El alcohol, caso aparte

Las bebidas alcohólicas suelen ser las primeras señaladas cuando se habla de calorías vacías Efectivamente, el alcohol aporta kilocalorías que sirven de poco al organismo aunque lo cierto es que, según qué bebidas (ahí están la cerveza y el vino), no necesariamente son una mala opción pero, como se suele decir, la moderación en este caso es clave.

El sábado, aprende a montar un huerto en el balcón

0

Ha llegado la primavera y es tiempo de siembra… en tu balcón.

El próximo sábado , 2 de mayo, organizamos un taller gratuito en el que  nuestros amigos del vivero CASLA explicarán los diez pasos claves para plantar lechugas, pimientos, tomates, cebollas o hierbas aromáticas en las jardineras de tu balcón. Puedes asistir con toda la familia.

Te resolverán todas tus dudas, te ofrecerán consejos y te expondrán ejemplos para que, este año, cultives tus propias ensaladas.

El taller se imparte el sábado 2 de mayo, de 11 a 12:30 en el Mercado de La buena vida.

Es gratuito, y las plazas son limitadas.

Puedes inscribirte en este enlace

¿Cuándo? Sábado, 2 de mayo. A partir de las 11:00

¿Dónde? La buena vida. C/ Gobernador, 26 (Barrio de Las Letras)

Inscríbete aquí.

 

 

Este viernes, taller de piruletas de chocolate

0

Es sencillo, están riquísimas, puede ser un postre muy saludable y, además, los más pequeños se lo pasarán en grande preparándolas. Junto a nuestros amigos de Chocolala, organizamos un taller gratuito para niños de 5 a 12 años mañana, viernes 1 de mayo. La actividad arranca a las 11h en el Mercado de La buena vida (Gobernador, 26) y dura aproximadamente una hora y media.

Las plazas son limitadas hasta completar el aforo. Las inscripciones se realizan en este enlace.

¿Cuándo? Viernes 1 de mayo. De 11 a 12:30

¿Dónde? Mercado de La buena vida C/ Gobernador, 26 (Barrio de las Letras)

Inscríbete, aquí

 

Este puente, por partida triple

0
La buena vida en mayo

Vuelve el mercado de La buena vida. Y lo hace por partida triple, abriendo viernes, sábado y domingo o, lo que es lo mismo, celebrando el día del trabajo, el día de la comunidad de Madrid y el día de la madre. Lo haremos como solo sabemos hacerlo: de la mano de un buen número de productores ecológicos, artesanos y locales que nos ofrecerán sus mejores productos. Sin intermediarios. Para llenar la cesta de la compra y para disfrutar en nuestro espacio. Este puente, por partida triple, vente a vivir La buena vida.

La próxima edición de La buena vida viene cargada de pinchos para picar -acompañados de una buena cerveza artesana Speranto, de vino ecológico, vermú o de un buen zumo- y un buen surtido de productos perfectos para hacer un regalo original en el día de la madre.

Encontrarás varias variedades de queso, embutidos extremeños artesanos, miel recolectada de forma ecológica y mucho cariño, mermeladas artesanas que ponen a prueba el ingenio o hamburguesas y perritos calientes veganos. Eso, y mucho más: chocolates, helados ecológicos, bizcochos caseros de todos los sabores y, por supuesto, algo que no puede faltar: pan artesano y la huerta ecológica.  Las verduras y las frutas de la primavera ya están a punto.

Este puente, La buena vida regresa a su ubicación habitual, en la calle Gobernador 26. Estamos en pleno barrio de las Letras, justo detrás de Caixa Forum y unos cinco minutos andando de Atocha.

Mercado, en todos los sentidos 

Desde que comenzamos esta aventura, siempre defendimos que un mercado debe ser algo más que un sitio donde hacer la compra. Por eso, junto a los puestos, encontrarás una amplia zona para que puedas picar las tapas y raciones que prepara cada productor con tu familia y tus amigos. Nosotros, ponemos la música (y estamos encantados de recibir sugerencias).

Los niños, como siempre, tienen un papel protagonista. Abrimos una vez más nuestra zona infantil: una amplia sala llena de colchonetas y con cuatro paredes dispuestas para pintar.

Nos vemos desde el viernes

1, 2 y 3 de mayo.

C/ Gobernador, 26

De 11 a 20h. Entrada libre

La Buena Vida.

Seis maneras de cuidar tus ojos que no conocías

0
maneras de cuidar la vista

Efectivamente, el consejo popular está en lo cierto: comer zanahorias mejora la vista. Sin embargo, ni es la única verdura ni el único consejo que puedes seguir para asegurar la salud de tus ojos. Repasamos seis maneras de cuidar tus ojos que no conocías. 

Come bien.

En realidad, el consejo vale para casi todo y los ojos no son ninguna excepción. Además de zanahorias, se recomiendan brocoli, maíz, espinacas, pimientos o kale, la verdura hipster. Contienen compuestos como la luteina, que vienen muy bien. También es recomendable tomar vitamina C -presente en cítricos, tomares…-, vitamina E, que puedes encontrar en legumbres o nueces; y omega-3, que por ejemplo puedes encontrar en el salmón.

Protégete del sol

La sobreexposición de los ojos a la radiación ultravioleta acelera la aparición de las cataratas. Para evitarlo, además de una buenas gafas de sol, nunca está de más calzarse un sombrero.

Deja de fumar

Es malo para el corazón, los pulmones… y también para la vista. Puede contribuir a la aparición de degeneración macular y cataratas.

Usa unas buenas gafas

Usa buenas lentes, evita grietas o agujeros, procura que la montura sea firme y límpialas con productos adecuados. Las gafas, además de un complemento, son una herramienta para tener una vista saludable.

Una vez al año, no hace daño

Revísate la vista una vez al año. Es una estupenda manera de prevenir y evitar problemas.

La televisión, a dos metros

Y la pantalla del ordenador, al menos a 50 centímetros y, a ser posible, a la altura de tus ojos. En todo caso, evita ver  este tipo de pantallas a oscuras.

 

 

Tenemos 5 ideas para regalar en el día de la madre

0
dia de la madre

Nos quedamos en el puente. La buena vida abre viernes, sábado y domingo con la mejor selección de productos ecológicos, artesanos y de proximidad servidos por quien los ha producido. Sin más intermediarios. En esta edición, además, queremos rendir un homenaje a nuestras madres. Porque las queremos, porque todos los días deberían ser su día. Y, por eso, os proponemos diez ideas para regalar en el día de la madre que podréis encontrar en nuestro mercado de productores. 

Sabor balear

Puede que la economía no nos llegue para regalarle ese fin de semana al sol de Menorca pero si Mahoma no puede ir a la montaña, quizá pueda venir la montaña. En la próxima edición de La buena vida puedes llevarte un trocito de estas preciosas islas en forma de queso. Predio Balear regresa con sus estupendos quesos curados con mimo con la brisa del mediterráneo y sobrasadas para chuparse los dedos. Para mamás queseras.

IMG_1071036953384

Buen olor

No hace falta recurrir al clásico perfume para hacer un regalo a tu madre con olor maravilloso. Este puente, podrás descubrir todos los (bonitos) objetos que se pueden realizar con lavanda natural. Será como regalar un poquito de campo.

lavanda

100% vegetal

Si a tu madre le van los bocados gourmet, sorpréndela con una receta vegana. La buena vida contará con dos espacios dedicados a ofrecer productos orgánicos, así que hay donde elegir. Otra opción, igualmente natural, es disfrutar uno de los estupendos eco que nos traerán los chicos de tés Valle.

te

De autor

La buena vida es sinónimo de productos ecológicos, locales y también artesanos. De esos que se hacen uno a uno, y que llevan todo el mimo de quien los ha hecho. Así son las originales mermeladas que nos traerán Marta y Malu o, lo que es lo mismo, Mademi.

img_37521-1024x683

¿Quién no quiere un dulce?

Un poquito de indulgencia siempre viene bien y más cuando el calendario recuerda tu existencia. Y pocos caprichos son tan efectivos como un dulce pero, puestos a caer en la tentación, mejor que sea un dulce casero, 100% natural y hecho con muchísimo cariño. Así son los bizcochos que hacen Blanca y Javier, de un Bizcocho para Teo. Hay sabores para dar y tomar, y todos están riquísimos.

bizcochos

¿Cuánta sal debemos consumir?

0
sal

Ahora que los nutricionistas han puesto en su punto de mira el consumo de azúcar, parece que se nos ha olvidado algo que durante años dábamos por hecho: pasarse con la sal no es demasiado saludable ¿Cuánta sal debemos consumir?

Nuestro cuerpo necesita sal o, para ser exactos, necesita el sodio que aporta. Tiene infinidad de propiedades si se toma con moderación. Entre otras, ayuda a controlar el nivel de azúcar, al mejorar la sensibilidad de la insulina, y mantiene a raya el Ph del estómago.

¿Cuál es la cantidad recomendada de sal al día?

Los expertos señalan que lo mejor es escuchar al cuerpo a la hora de sazonar. Si necesita más sal, te la pedirá. No obstante, hay barreras que no conviene traspasar: a partir de los 11 años, se recomienda no ingerir más de seis gramos de sal al día. Es más o menos lo que cabe en una cucharita.

El problema es que, como el azúcar, muchas veces no sabemos cuánta sal estamos ingiriendo. El salero apenas aporta el 10% del total de la sal que ingerimos. En torno a un 15% viene directamente de los alimentos y, el resto, todo un 75%, proviene de alimentos que compramos en la tienda. De salsas a embutidos, de conservas a los cereales para el desayuno. Resulta interesante atender a la información que indican los envases. Un alimento bajo en sal no, por ejemplo, debería incluir más de 0,3 gramos por cada 100 gramos.

La regla general tiene sus excepciones. Si tu metabolismo es lento y tienen problemas con el funcionamiento del tiroides, quizá el médico te aconseje consumir un aporte extra de sal. Al contrario, si padeces del riñón o de hipertensión, es mejor que consultes antes de usar libremente la sal en las comidas.

¿Qué sal es mejor? 

Dicen los que saben de esto que es la mejor opción es la sal sin refinar, por su tico aporte de minerales y por no incluir aditivos. A partir de aquí, la decisión está en tu mano ya que, al parecer, los aportes nutricionales de una sal proveniente de tal o cual lejana cordillera no son mucho mejores que sales gestadas en tu entorno y que, a menudo, tienen una bonita historia de recuperación del paisaje y de economía local. Es el caso de la sal de Añana, extraída de manantiales salados cerca de Vitoria.

 

No te pierdas estos cinco alimentos de primavera

0
esparragos

Cada cinco minutos alguien, en alguna parte del mundo, declara tal fruta o verdura exótica o de nombre impronunciable el nuevo superalimento que debes de comer sí o sí. Pero muchos alimentos corrientes y molientes, habituales en nuestra cesta de la compra, también tienen propiedades alucinantes. No te pierdas estos ocho alimentos de primavera.

Alcachofas

Están en todos los rankings de alimentos con antioxidantes e incluye algún que otro fitonutriente -compuestos que no son ni vitaminas ni minerales, pero realmente buenas- que merece la pena, como la cinarina. Tiene pocas calorías y aporta potasio, vitamina C y fibra ( y ya lo sabes, hay que comer más fibra).

alcachofas

Espárragos

Hay quien los detesta, lo admitimos, pero no es nuestro caso. En absoluto. Ofrecen un magnífico aporte de ácido fólico, necesario para la formación celular y bueno para prevenir enfermedades del hígado, vitamina B6, potasio…

Aguacates

De acuerdo, tienen grasa ¿Y qué? Es una grasa buena, de esa que reduce los niveles del llamado colesterol malo. Y, como añadido,vienen cargado con potasio y vitaminas K, B, C y E.

Ah, y es la base del guacamole ¿Se necesita algo más?

Remolachas

No es uno de los más populares en la cesta de la compra,pero debería serlo. Contiene estupendos compuestos antioxidantes, vitamina C, magnesio o hierro; y te sorprenderá lo versátil que puede llegar a ser en la cocina.

remolachas

 

Cultiva setas en casa

0
kit cultivo setas

Las setas y hongos son caprichosos. Se esconden y solo aparecen cuando el agua y la temperatura juegan a su favor. Pasado el otoño, queda una segunda oportunidad para sacar la cesta y la navaja y echarse al monte en busca de las última setas. Eso, o aprender a cultivarlas en casa. Es lo que proponemos con nuestra nueva compra cooperativa: un kit de autocultivo de setas ostra para que tengas secas frescas y 100% naturales en tu misma cocina

Hace tres años, Javier González inició una aventura: querían crear un kit para cultivar setas en casa de forma natural, cómoda, sencilla y al alcance de todos. Sin recurrir a las clásicas alpacas y con un sustrato mejor y más económico que los habituales posos de café.
Imaginaban un kit que sirviera para distintas variedades y que diera juego. Mucho juego.
Y lo consiguieron. Sus kits de autocultivo son capaces de generar hasta un kilo de setas de máxima calidad en tres cosechas consecutivas. Y, cuando ha cumplido su misión, se convierte en un estupendo compost para el jardín o las macetas.
En la actualidad disponen de kits con seis variedades de Pleurotus Ostreatus, la seta ostra, de sabor suave y muy apreciada en gastronomía. No se quieren queda ahí y ya piensan en cómo cultivar otras especies como las Sitake.
Kit de autocultivo de setas
Hugo, compañero de Javier, deja claro que, en cuanto a variedad de kits de autocultivo de setas, no les gana nadie.

¿Cómo funciona?

Todo parte del sustrato, compuesto íntegramente por productos vegetales orgánicos, libres de aditivos y de productos químicos. En él, se esconden las esporas de las setas. Ya solo falta que coloques el kit en un lugar fresco y con poca iluminación, y que pulverices periódicamente el sustrato, alojado en un envase plástico. Verás cómo en unos diez días, tus setas comienzan a germinar.

Las setas que podrás degustar en esta compra cooperativa son de la variedad Pleurotus citronopleatus, setas de ostra de característico color amarillo que suelen aparecer en el monte al final del verano. De sabor suave y cierto recuerdo a avellanas. Perfecta para saltear, el horno o, incluso, para ensaladas.

Además, por participar en nuestra compra cooperativa, entrarás en un sorteo para disfrutar de una relajante vista para dos personas al spa de día que ellos mismos gestionan en Valdemorillo, a unos 30 kilómetros de Madrid. Incluye circuito de agua y un masaje.

kit cultivo setas
kit cultivo setas

#DiadelaTierra – 5 gestos para celebrarlo

0
DIA DE LA TIERRA

Este miércoles es el #DiadelaTierra. Naciones Unidas lleva 45 años convocándolo para advertirnos de la necesidad de proteger nuestro entorno. Os proponemos cinco gestos para celebrarlo

#1. Reestrena tu ropa. Solemos acumular prendas y prendas en nuestro armario y a veces no somos conscientes del  impacto que tienen: producción, transporte, venta, gestión de residuos… Así que, este verano, ¿por qué no estrenas alguna prenda antigua? Puede ser la camiseta de estas vacaciones.

#DiadelaTierra

#2.  Disfrutamos de una estupenda calidad de agua en muchos lugares de nuestro país. Tanta, que no es necesario adquirir agua embotellada. Pásate al grifo.

#DiadelaTierra

 

#3. Desenchufa ¿Sabes cuánto consumo eléctrico fantasma tienes en casa? Hoy es buen día para ahorrar en tu factura de la luz y no desperdiciar energía.

#DiadelaTierra

#4. En La buena vida defendemos esto: creemos que la comida no tiene que ser solo buena comida, sino también comida buena. Comida buena para nosotros, para el medioambiente, para nuestro entorno más próximo apoyando proyectos locales… La comida buena es fácil de encontrar y, sí, está mucho más rica.

#DiadelaTierra

 

#5. Reduce tus residuos. ¿Qué mejor día que el #DiadelaTierra para embarcarte en un proyecto de residuos cero?


#DiadelaTierra

 

Residuos cero. Ocho consejos para principiantes

0
reducir la basura en cas
¿Cómo reducir la basura en casa? Pixabay

¿Es posible vivir con residuos cero? Al menos, se puede intentar. Eso es lo que piensa la gurú Bea Johnson, toda una institución en esto de reducir los desperdicios que generamos a lo largo del día. Asegura que ambiar el chip no solo es bueno para el Medioambiente sino también para nuestra propia vida. Nos ofrece ocho consejos para que nosotros, principiantes, nos pongamos a ello. 

Hay quien decidió montar un chiringuito en la playa y lo hizo. El caso de Bea Johnson y su familia (un marido y dos hijos) parece incluso más liberador. Esta francesa afincada en California decidió mudarse al centro para poder ir andando o en bici a todas partes. Con el cambio, aprovechó para reducir al máximo su volumen de trastos y descubrió que tener menos y, sobre todo, generar menos residuos no solo es una excelente manera de convivir con el Medioambiente sino también una oportunidad para estar más sanos y -aunque parezca mentira- disponer de más tiempo.

Johnson, convertida en toda una gurú del movimiento “residuos cero”, asegura que su familia apenas genera un tarro de deshechos al año y ha logrado ganar un montón de tiempo libre: se han quitado de encima infinidad de tareas domésticas y han ganado momentos para pasarlo bien juntos. Al cabo, dice, la vida tienen que ver más con las experiencias que con las cosas.

Estos son ocho de sus consejos para iniciar una vida de residuos cero.

Niégate

1. A nuestras manos llegan toneladas de basura que genera gasto de recursos y que, además, son una pérdida de tiempo. Por ejemplo, toda publicidad que recibes en el buzón y las (a veces demasiadas) cartas con facturas y avisos que ya has consultado por Internet o en el móvil. En este último caso, basta con que pegues un telefonazo al banco o lo solicites en la web.

En cuanto a la publicidad en el buzón, la cosa es un poco más compleja.En países como EEUU ya hay webs en las que te puedes apuntar para reducir tu correo postal basura. En España, va por municipios. Algunos reconocen el derecho ciudadano a pedir que se eviten anuncios en el buzón pero, si no es tu caso, una interesante iniciativa aconseja que coloques una pegatina en tu casillero pidiendo que no introduzcan folletos.

2. No aceptes merchandising que no necesitas. Todos esos bolígrafos de propaganda que acaban escondidos en un cajón, los mecheros regalados que no usas porque ya no fumas o esa camiseta que -asúmelo- no te pondrás ni para dormir… No, no los necesitas y son un residuo inútil.

Reduce

3. Haz una limpia en casa y deshazte de todo lo que no usas. Dónalo o véndenlo a tiendas de segunda mano donde es muy probable que alguien le otorgue una nueva vida.

4. Compra menos. Y hazlo con una lista. Las compras impulsivas no dan la felicidad y pueden ser una fuente de trastos ¿Te acuerdas de esa camisa que te pareció preciosa en la tienda y que jamás te has puesto?

Reutiliza

5. A lo largo del día, empleamos infinidad de objetos  desechables que pueden sustituirse por artículos reutilizables. Desde un pañuelo de tela a botellas de cristal para el agua, las opciones son innumerables.

6. Cuando hagas tu cesta de la compra, evita envases innecesarios. Acude  al súper con tu bolsa de tela o un carrito, compra siempre que puedas a granel o al corte, y así te librarás tener el cubo de envases a rebosar. Y, siempre que puedas, evita el plástico.

Evita el plastico
Demasiado plastico en nuestras vidas. Pixabay

Recicla y aprovecha

7. Johnson aboga por el reciclaje pero recuerda que debe ser el último recurso ¿Has agotado todas las posibilidades de reutilización? Esa es la pregunta que debes hacer antes de mandar esa botella de vidrio al contenedor.

8. Haz compost con tus residuos orgánicos. Si lo llevas pensando hace tiempo, es hora de que te pongas a ello. No es tan difícil hacerlo en casa o apoyar el trabajo de algún huerto urbano cercano.

 

 

Etiquetas de la ropa que dicen la verdad

0
Etiquetas de ropa que dicen la verdad. Rethink

Made in Bangladesh. 100% cotton. Punto y final. Las etiquetas de la ropa ofrecen información básica para conocer composición, origen y quizá método de lavado de cada prenda. Pero no dicen la verdad. O, al menos, no ofrecen todos los datos de fabricación, transporte o comercialización ¿Qué pasaría si lo hicieran? Una campaña canadiense ha jugado a comprobar cómo serían las etiquetas de ropa que dicen la verdad.

La realidad del sector textil es mucho más compleja que un simple “Made in Vietnam” o la garantía de que el producto es algodón en su totalidad. Por eso, la organización Candian Fair Trade Network quiso ir un poquito más allá. Esta es la etiqueta que les salió:

“100% algodón. Hecho en Bangladesh por Joya, que dejó la escuela a la edad de 12 para ayudar a mantener a sus dos hermanos y a su madre, que enviudó recientemente. Su padre murió en un incendio en la fábrica de algodón en la que trabajaba. Joya trabaja ahora en el el edificio que está frente la factoría quemada. Un recordatorio constante de los riesgos que asume cada día. Esta etiqueta no cuenta la historia completa”

Las historias que cuentan estas etiquetas que dicen la verdad son, efectivamente, reales. Pero nunca han colgado de ninguna percha en ninguna tienda. Son solo parte de una campaña de concienciación de la organización canadiense para volver a poner el foco en las prácticas de explotación que rodean en ocasiones al sector de la moda.

Opinan desde Canadian Fair Trade que, a pesar de que el mundo ha empezado a elevar la voz ante este problema, la situación real de la ropa real sigue siendo igual. El problema no se ha ido a ningún sitio y no existen soluciones efectivas por parte de la industria. Por eso, aseguran, campañas como ésta siguen siendo necesarias.

 

 

 

Compras cooperativas: cuando productor y consumidor trabajan juntos

0
compras cooperativas de La buena vida
compras cooperativas de La buena vida

La buena vida apuesta por las compras cooperativas. Unimos a consumidores y productores para que ambas partes tengan un trato justo. Los primeros, porque así puede acceder a alimentos ecológicos y artesanos de calidad a un precio razonable. Los segundos, porque pueden aumentar su margen y ser más eficientes a la hora de producir. En este caso, la unión sí hace la fuerza.

 Las hemerotecas están llenas de frases célebres pronunciadas por célebres empresarios y políticos poniendo por las nubes la importancia del trabajo en equipo. De lo importante que es la unión para conseguir la fuerza. Pero ¿se comparte también el éxito? La realidad no suele ser tan bonita.

La realidad tiene más que ver con productos comercializados en largas cadenas de distribución, en la que hay dos claros perdedores: el primer eslabón de la cadena –el productor- y el último, el consumidor.

Las razones son de sobra conocidas. El productor se ve obligado constantemente a ajustar precios para sobrevivir en un mercado globalizado y altamente competitivo. Bajar los precios significa reducir márgenes y, por tanto, percibir menos por el trabajo. O, directamente, perder dinero y echar por tierra el esfuerzo. Ocurre en casi todos los sectores, del cultivo de patatas a la moda.

Por otro lado, el consumidor –el destinatario de la cadena- se ve expuesto a subidas (en ocasiones, caprichosas) de precios en productos de primera necesidad y encuentra pocas opciones para comprar otros productos (por ejemplo, la ropa) con una calidad razonable y criterios de producción sostenibles y éticos. No siempre son asequibles.

¿Se puede romper esta dinámica? De hecho, se viene rompiendo desde hace años. Al frío de la crisis y empujados por una mayor conciencia social y ambiental, los consumidores llevan mucho tiempo organizándose para consumir juntos y mejor. Seguramente, cerca de ti hay un grupo de consumo montando por vecinos, amigos o compañeros de trabajo que se han unido para recibir, por ejemplo, cestas de verdura ecológica cada semana. Se la compran directamente a un productor, lo cual abarata el coste al tiempo que el agricultor obtiene mayor margen y no tira nada porque sabe que dará salida a lo que cultive. Todos ganan.

A partir de la idea de los grupos de consumo, han surgido muchas otras fórmulas para dar cabida a quien, por la razón que sea, no quiere participar en ellos, ya que exigen cierto compromiso. Todas estas nuevas ideas se agrupan en un concepto más amplio llamado compras colectivas o compras cooperativas.

La idea es la misma: un conjunto de consumidores se juntan para realizar una gran compra a un productor. De lo que sea. Desde naranjas a seguros. De plazas de garaje a bicicletas. De móviles al suministro eléctrico de todo un año. Son todos ejemplos reales.

Las compras cooperativas surgieron en China pero alcanzaron gran notoriedad tras la compra colectiva de energía eléctrica que se realizó hace unos años en Reino Unido. Unos 300.000 ciudadanos británicos se juntaron para obtener un mejor trato a la hora de contratar energía y lo consiguieron.

Compras cooperativas en La buena vida

En La buena vida creemos en las compras cooperativas. En estos dos años, cuando iniciamos esta aventura que explora nuevas fórmulas de consumo, hemos comprobado que cuando los consumidores trabajamos junto al productor surgen tratos buenos que no sólo benefician a ambos sino que además contribuyen a mantener proyectos que plantean otra forma de producir, que cuidan el entorno y que ofrecen alternativas laborales cerca de nosotros. Además, su éxito atiza la aparición de nuevos proyectos con el mismo espíritu.

Por eso, además de nuestro mercado mensual, mantenemos un sistema de compras cooperativas on-line. Cada semana un producto nuevo, de naranjas a aceite. De bizcochos a cerveza artesana.

Somos una comunidad con más de 15.000 miembros, que sigue creciendo y que quiere crecer mucho más. Somos consumidores que buscamos no solo buena comida, sino comida buena. Comida que tenga impacto social y ambiental en nuestro entorno. Que esté rica, que tenga calidad, que se ha haya producido cerca y con criterios sostenibles.

Y que tenga cara, la de quien lo hace y la de su familia.

Pongámonos cara los unos a los otros.

¿Cómo participar?

Si eres un consumidor como nosotras, lo tienes muy fácil. Solo tienes que inscribirte en nuestra newsletter. Cada semana, te contamos las compras cooperativas disponibles, además de contenido de interés y noticias para que estés al tanto sobre nuevas formas de consumo. También recibimos vuestras sugerencias y peticiones para que las compras se adapten al máximo a las necesidades de todas y todos.

Si eres productor, hablemos. Buscamos todo tipo de productos con calidad y alma, producidos cerca nuestro de forma artesana y sostenible. Acordamos un precio razonable para ambas partes, buscamos la mejor manera de entregar a domicilio los pedidos y fijamos un plazo para que los consumidores se inscriban en la compra y otro para entregar el producto en casa. Normalmente, todo el proceso se resuelve en 15 días. Si estás de acuerdo con el trato, lo demás está en nuestra mano: contarlo, contarlo y contarlo para que llegue al mayor número posible de personas en todo el país.

¿Quieres conocer todas las condiciones? Hablemos >> larisa [@] ephimera.org

No comer lo suficiente y otros errores en el desayuno

0
Desayunar bien
Desayunar bien

No hace falta ninguna estadística. Solo este año, seguramente te han dicho que el desayuno es la comida más importante del día más de un cuarto de millón de veces. Son demasiadas, sin lugar a dudas. Pero ¿te ha hecho cambiar algún hábito? ¿Has decidido dedicarle el tiempo que se merece y preparar el menú como si fuera, por ejemplo, la cena? Admitámoslo: no siempre desayunamos bien. Estos son cuatro errores en el desayuno.

  1. De verdad. Desayunar es bueno

Los nutricionistas no paran de decirnos que desayunar es estupendo para nivelar el azúcar en sangre y mejorar nuestro metabolismo. Por no hablar de que es la mejor manera de evitar que acabes abordando la máquina vending a media mañana o te lances sin piedad a esa caja de galletas pasadas que alguien dejó en el cajón. Si esto no es suficiente razón, he aquí la cruda realidad: saltarte el desayuno no te va a ayudar a perder peso y, además, te  estás perdiendo algunos de los beneficios. Desayunar nos ayuda a estar más sanos, a prevenir algunas enfermedades y a tener energía para encarar el día.

  1. Probablemente deberías desayunar más

El desayuno es una de comida. Repítelo. Co-mi-da. Así que si tienes planeado meterte entre pecho y espalda dos platos, un postre y (si lo incluye el menú) un café, quizá deberías valorar si esa minibarrita de aceite y un té mañanero son suficientes. Los expertos apuntan a que el desayuno debería tener más o menos el mismo aporte calórico que el resto de comidas principales.

Desayunar más para desayunar mejor
Desayunar más para desayunar mejor. / Pixabay
  1. La fórmula para el buen desayuno

Tan sencilla como la de la comida o la de la cena. Carbohidratos ricos en fibra, proteínas y grasas saludables.

  1. Desayuna y, después, toma el aperitivo

Los nutricionistas son tajantes en eso de comer algo al despertar. Tampoco es que lo tengas que hacer de forma inmediata, pero sí en las dos siguientes horas tras haberte quitado las legañas. Si no, el organismo entiende que no va a recibir energía y pone en marcha la maquinaria para ahorrar combustible.

Después, por supuesto, tómate un aperitivo. Sobre todo, si es domingo.

[Quizá te interese: Blanca y Javier nos proponen una compra cooperativa de sus bizcochos 100% caseros. Un bizcochito natural para cada día de la semana ¿Te animas?]

Alegrarte el día y otros beneficios de caminar a diario

0
Las ventajas de caminar a diario
Las ventajas de caminar a diario

 Decía Nietzsche que los mejores pensamientos surgen caminando. Uno puede imaginar al pensador alemán dándole a la zancada para aplacar el ímpetu y centrar las ideas pero, en realidad, la cita tiene mucho de sentido común. Tanto, que hasta ha sido refrendada por alguna que otra investigación. Caminar a diario es bueno para el cuerpo y también para la mente. Hasta puede alegrarte el día. Repasamos algunos beneficios de caminar.

Caminar ayuda al cerebro

Caminar a diario, y con ganas, mejora nuestra memoria y mantiene en forma a nuestro cerebro. Según diversos estudios, como el que ha desarrollado la Universidad de Bristish Columbia, practicar a diario este ejercicio moderado hace crecer el hipocampo. Nada menos.

Caminar ayuda a perder peso

Puede que te resulte una obviedad pero andar parece ser más efectivo de lo que imaginas si estás en plena operación bikini.

Caminar ayuda a los riñones

Y prolonga la vida de quienes padecen enfermedades renales, alejándoles incluso de la diálisis, según una investigación del Hospital Universitario Chino de Taiwan. También es bueno para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, para mejorar los niveles de azúcar en sangre, reducir el riesgo de osteoporosis, de diabetes tipo 2 y de algunos tipos de cáncer, incluso. Vamos, que andar ayuda a estar sano como una manzana.

Caminar te alegra el día

Un estudio realizado por la Universidad de East Anglia señala que caminar al trabajo es una estupenda forma de empezar el día. Mucho mejor que ir en coche. Quienes lo practican aseguran sentirse bien, llegan a la oficina más relajados y tienen tiempo para pensar sobre la jornada. El estudio también recomienda la bici y el transporte público antes que el coche ya que, a pesar de las colas y alguna aglomeración, permite solicializar, escuchar música o leer. Y, así, uno va de otra manera a la oficina.

[Quizá te interese: Siete errores que no te dejan dormir]

Caminar feliz levanta el ánimo

La depresión se nota al caminar. Vamos arrastrados, cabizbajos, con los hombros encorvados y más lentos. Un proyecto de la Universidad de Queens se preguntó qué pasaría si se animara a quien está triste a caminar como una persona feliz, esto es, mirando la vida de frente y con decisión. Los resultados apuntan a que, paso a paso, también se puede salir de una depresión. O al menos iniciar el camino.

 

Caminar feliz alegra el día./ Pixabay
Caminar feliz alegra el día./ Pixabay

Siete razones para no usar bolsas de plástico

0
bolsa de plastico
Siete razones para no usar bolsas de plástico

Parece que fue ayer cuando en el supermercado nos daban bolsas de plástico a espuertas. Las cosas han cambiado (y mucho) en los últimos años. Regulaciones más exhaustivas y la siempre disuasoria política de precios, nos han empezado a devolver a la buena costumbre de ir a la tienda con bolsas de tela o carritos de la compra. El gesto ahorra dinero pero, sobre todo, ayuda al medioambiente. Te damos siete razones para no usar bolsas de plástico. 

1.  El plástico se creó para durar. Tanto que tarda en descomponerse entre 15 y 1.000 millones de años. Además, lo hace dividiéndose en pequeñas partículas que se mezclan con el entorno.

2. La mayor parte de las bolsas de plástico que consumimos no se reciclan sino que acaban en vertederos. Como son muy ligeras, es fácil que el viento las arrastre hacia el bosque o el océano, donde el problema de contaminación por plástico es más que serio. Se han encontrado residuos hasta en el Ártico.

3. La presencia de plástico en el entorno causa la muerte, directa o indirectamente, a miles de aves marinas, tortugas… cada año.

[Quizá te interese: 7 productos cotidianos que dañan el medioambiente]

4. Se necesita la friolera de 12 millones de barriles de petróleo para producir los 100.0000 millones de bolsas de plástico. Parece una cifra enorme pero representa el consumo anual de un solo país: Estados Unidos. En España, gastamos  unas 300 por año y habitante.

5. El petróleo empleado para crear 14 bolsas de plástico sirve para llenar el tanque de gasolina de un coche. En cambio, la vida útil media de una bolsa apenas pasa de los 10 minutos.

6. No usar plástico ayuda a comprar comida buena. Según un reciente estudio de la Universidad de Harvard, quienes emplean bolsas reutilizables para ir al super optan por comida orgánica y local.

7. Ese mismo estudio señala que quienes han dejado las bolsas de plástico no solo apuestan por la agricultura ecológica o los productos artesanos. También se dan un capricho. La mayoría de las bolsas (de tela) analizadas, incluían algún “premio” para el comprador, como un dulce.

 

¿Para qué sirve comer fibra? 5 respuestas

0
¿Para qué sirve comer fibra? Tenemos cinco respuestas.

¿Cuántas veces te han dicho que tal o cual producto es bueno porque tiene fibra? Parece un atributo sine qua non para considerar un alimento como saludable y lo cierto es que el cliché parece que no va desencaminado ¿Para qué sirve comer fibra? Tenemos cinco respuestas, y todas están avaladas por investigaciones.

1. Porque es bueno para el corazón

Consumir un poquito más de fibra al día contribuye a reducir los niveles de colesterol y el riesgo a sufrir ciertas enfermedades cardiovasculares o diabetes tipo 2.

ltiples estudios epidemiológicos han mostrado que la ingesta de fibra se asocia con una menor incidencia de diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular, algunos tipos de cáncer y menos mortalidad cardiovascular y total.

2. Porque es bueno para el cerebro

Las posibilidades de sufrir un ataque cerebro-vascular también se ven mermadas si incorporas más fibra a tu dieta habitual.

3. Porque es bueno para tus riñones

Hay estudios que indican que la ingesta de fibra reduce significativamente -en cifras de dos dígitos- la aparición de piedras en el riñón, en el caso de las mujeres.

4. Porque es bueno para tus pulmones

La fibra reduce los procesos inflamatorios o patologías como la EPOC.

5. Porque, por supuesto, es bueno para tu estómago

Es quizá el beneficio más conocido de la fibra. Efectivamente, una dieta de esas que dicen “rica en fibras” mejora los niveles de bacterias que trabajan en nuestra digestión.

¿Cuánta fibra hay que consumir? La Organización Mundial de la salud recomienda unos 25 ó 30 gramos diarios y en España la media está en torno a los 17, según diferentes estudios. Nos falta mucha fibra.

¿Dónde encontrarla? En frutas y hortalizas, en cereales (siempre que sean integrales), en los frutos secos y en las legumbres.

Cinco claves para evitar alimentos en mal estado

0
comida buena

Este año, la OMS ha decidido dedicar el Día Mundial de la Salud a concienciar sobre la inocuidad de los alimentos. Así expresado, el tema puede resultar tan inocuo como su propio nombre indica pero, como siempre, tras el título se esconde una silenciada realidad que causa la muerte a más de dos millones de personas cada año. Esa realidad se llama alimentos en mal estado y, en muchos casos, se puede esquivar. La OMS propone cinco claves para evitar alimentos en mal estado. 

No es culpa de lo que comemos, sino de cómo se produce, de cómo se conserva durante la cadena de intermediarios que lo lleva hasta las cocinas de casa y de cómo lo cocinamos. En este proceso, la comida puede contaminarse con sustancias químicas nocivas, parásitos, virus o bacterias capaces de provocar más de 200 enfermedades, desde la diarrea hasta el cáncer.

Las cifras de la OMS impactan: los alimentos insalubres son responsables de la muerte de dos millones de personas al año en todo el mundo, especialmente niños nacidos en países empobrecidos. Dicen desde la organización que el problema se ha agravado con la globalización del suministro de alimentos y que son necesarias más y mejores medidas para reforzar la inocuidad de los alimentos a lo largo de toda la cadena.

Cinco claves para la inocuidad de los alimentos

Comer alimentos en buen estado es una responsabilidad compartida. Desde la granja hasta el plato. En casa, también es preciso seguir hábitos para asegurar la inocuidad de lo que comemos. Estas son las cinco claves que nos proponen desde la OMS.

Clave 1: Mantener la limpieza

Lavarse las manos antes y después de manipular alimentos es una de esas costumbres que, de tan asimiladas, a veces se nos olvida. Del mismo modo, es imprescindible mantener una limpieza adecuada en las superficies que utilizas para cocinar, especialmente las tablas de cortar. Y, por supuesto, conviene lavar frutas y verduras antes de consumirlas.

Clave 2: Separar lo crudo de lo cocinado

Es mejor conservar el pescado o la carne crudas en recipientes separados y también resulta conveniente usar utensilios diferentes cuando los manipules (cuchillos, tablas de cortar…)

Clave 3: Cocina bien los alimentos

Sobre todo en el caso de la carne, el pescado o los huevos.

La OMS formula algunas sugerencias en este sentido:

– Cocinar la carne de ave hasta que los jugos sean claros y el interior deje de estar rosado.

– Cocinar huevos y pescados hasta que estén completamente calientes.

– Llevar a ebullición los alimentos con gran cantidad de líquidos -como guisos- y dejar que hiervan al menos un minuto.

– El centro de un trozo intacto de carne suele estar libre de gérmenes, ya que la mayoría de las bacterias se acumulan en la superficie. Por eso, la comer piezas como el rosbif, cuando el centro esté rojo, no suele ser peligroso. Sin embargo, en la carne picada, los redondos de carne asada o la carne de ave, las bacterias pueden encontrarse tanto en el exterior como en el interior.

– Es mejor recalentar los alimentos cocinados hasta que estén completamente calientes.

– Si prefieres cocinar a baja temperatura, conviene que dejes más tiempo de cocción.

Clave 4: Mantener los alimentos a temperaturas seguras

La OMS hace especial énfasis en las sobras. Además, de recomendar evitar que se desperdicie alimentos, aconseja guardarlas en la nevera en cuanto estén frías y comerlas antes de que pasen tres días. Conviene además que no se recalienten más de una vez.

La organización también alude a la descongelación de alimentos: es mejor hacerlo en la nevera o en un lugar fresco.

Clave 5:  Usa agua y materias primas inocuas

La OMS recomienda usar alimentos sanos y frescos o, lo que es lo mismo, alejarse de comida podrida o estropeada.

 

Al barrio de Las Letras le crece campo

0

Algo se está moviendo en el barrio de Las Letras. Y no solo porque acaba de confirmarse que tenemos nuevo (e ilustre) inquilino en la zona. El próximo fin de semana, 11 y 12 de abril, el campo viene de visita al barrio, por partida doble y con planes para toda la familia. Medialab Prado y La buena vida, dos clásicos de Las Letras, se unen el próximo fin de semana para acercar el campo a la ciudad. Y no, no es una metáfora.

Un mes más, la fruta y la verdura de temporada, los embutidos y las conservas, el queso, la miel… toda la despensa del campo vuelve a la ciudad de la mano de quienes la han llenado. Sin intermediarios. La buena vida, el mercado de productores ecológicos, artesanos y locales de Madrid, regresa con todas las novedades que ha traído la primavera al campo.

Por este mes, el mercado se traslada a un patio justo a la vuelta de la esquina de su ubicación habitual. La cita será en Impact Hub Next, en la calle Alameda 22, donde instalarán una terraza diferente para comprar y degustar con la familia y los amigos. No faltarán la cerveza artesana y el vino ecológico, servidos por nuestra bodega.

Entrada al Hub Next. C/ Alameda, 22
Entrada al Hub Next. C/ Alameda, 22

Justo enfrente, en el interior del centro cultural Medialab Prado, habrá más campo. El sábado 11, a partir de las 10:30, se celebrará el Laboratorio de Agricultura Abierta. Esta iniciativa anima a los madrileños a mirar más allá de su término municipal para descubrir una región fértil y bella que ha resistido al abandono de la gran urbe. Mirar y reconocer el campo de Madrid.

Medialab Prado
Medialab Prado

 

El laboratorio traerá a la ciudad a los protagonistas del campo para hablar sobre cómo podemos desarrollar una transición ecológica o reformular los paisajes. La jornada acabará trazando un mapa de cultivos y variedades tradicionales de la vega de Perales de Tajuña, donde Medialab está desarrollando la huerta Agrolab.

En paralelo, MediaLab propone un taller de Biología Creativa para toda la familia. Lo dirigirá el artista Andy Gracie, que nos invita a conocer a los microorganismos Daphnia, unos curiosos seres que nos permiten incluso ver su corazón y que suelen acompañar a los astronautas en las expediciones espaciales.

 

Una semana con los bizcochos de Blanca, Javier y Teo

0
Bizcochos caseros y naturales. La nueva compra cooperativa de La buena vida.

Desde hace unos meses, Blanca y Javier han encontrado una nueva excusa para hacer lo que más les gusta: estar juntos. Cocinan bizcochos, pero no de cualquier clase: son bizcochos caseros, hechos a mano con ingredientes 100% naturales y de máxima calidad. Ni fabricación industrial ni ingredientes impronunciables.

El proyecto de Blanca y Javier se llama Un bizcocho para Teo. Blanca prepara los bollos, Javier es el probador oficial y Teo, mucho más que un fiel compañero para la pareja, es la fuente de inspiración. Teo es pura ternura, y los bizcochos para Teo no podían ser de otra manera.

Captura de pantalla 2015-04-06 a las 17.37.08

 

En La buena vida somos entusiastas así que les propusimos organizar una compra colectiva. Como cuando todo está rico cuesta elegir y como en la variedad está el gusto, Blanca, Javier y Teo nos proponen disfrutar de una semana de bizcochitos. Uno por cada día, con un sabor diferente: vainilla, limón, naranja, plátano, natural con un toque de queso y chocolate. Son seis… sí. Para saber qué hacer el domingo, hay que llegar al final del artículo.

Caja 6 Bizcochitos

Con sus bizcochos, Blanca, Javier y Teo pretenden huir de esa “perfección ficticia” que aportan los ingredientes a base de siglas y de muchos números seguidos. “Nuestros bizcochos están hechos en casa, con las imperfecciones propias de la naturaleza de las cosas”. Poro eso, no te extrañe si no sabe exactamente igual al de la última vez. “No hay dos naranjas iguales, ni dos plátanos en el mismo estado de maduración”.

En un Bizcocho para Teo quieren que cada uno de sus bollitos sea un regalo. Por eso se esmeran en cuidar la presentación. En el caso de la compra cooperativa que organizan con La buena vida, han pensado en una bonita caja para convertir esta semana de bizcochos en un auténtico regalo gourmet. Para ti, y para quien tú quieras.

Caja 6 Bizcochitos Cerrada

 ¿Qué encontrarás en la compra colectiva con un bizcocho para Teo?

Una caja con seis bizcochitos de diferentes sabores. Cada uno de los bollos viene en un molde desechable de mini plum cake. No necesitan frío.

 

  • Vainilla: Clásico para los clásicos. Suave, esponjoso y con el toque justo de vainilla para acompañar a tu desayuno o merienda a la perfección. Ingredientes: harina, mantequilla, huevos, azúcar, extracto de vainilla, levadura, bicarbonato, leche desnatada, zumo de limón y sal.
  • Limón: No busques el clásico bizcocho de limón suavecito. Aquí se trata de encontrar el saber intenso del limón, perfecto para los amantes de los sabores cítricos. Te recordará al famoso lemon curd. Ingredientes: zumo de limón, harina de trigo, azúcar, mantequilla, aceite de girasol, huevos, levadura, bicarbonato, extracto de limón, vainilla, y sal.
  • Naranja: suave y delicado bizcocho. Ligero a más no poder. Un auténtico bocado de refrescante naranja perfecto para un rico té negro… o lo que quieras. Ingredientes: harina de trigo, azúcar, huevos, mantequilla, ralladura de naranja, nata líquida, levadura y sal.
  • Plátano: un rico bizcocho repleto de plátanos en su punto justo de maduración para darle al bizcocho el dulzor y esponjosidad justa. Éste es uno de los favoritos de Teo. Ingredientes: harina de trigo, azúcar, huevos, mantequilla, plátanos de Canarias, nata líquida, extracto de vainilla, levadura, bicarbonato y sal.
  • Natural con un toque de queso: auténtico ‘best seller’ del Un bizcocho para Teo. El sabor es muy dulce y recuerda a la quesada para unos y al cheesecake para otros. No podía faltar. Ingredientes: queso crema, harina de trigo, azúcar, huevos, mantequilla, vainilla y sal.
  • Chocolate: el clásico bizcocho de chocolate con un toque diferente que viene dato por un puntito de café. Ingredientes: cacao puro, harina, azúcar, huevos, leche, mantequilla, café y levadura.

 

(*) Los bizcochos para Teo contienen gluten, huevos, lácteos y derivados. Deben consumirse diez días después de su elaboración. Los recibirás en casa y recién hechos al término de esta compra cooperativa. Puedes encargarlos hasta el próximo 21 de abril.

La caja sale por 19,50€. Es el precio final, sin sorpresas, y con el envío incluido.Uno para cada día de la semana.

Son seis bizcochitos. El domingo, como dicen Blanca, Javier y Teo, ¡es día para visitar al churrero!

El mercado de La buena vida sale al patio

0

Por un mes, el Mercado de La buena vida sale al patio. Nuestra próxima cita con los mejores productores ecológicos, artesanos y locales será este fin de semana, 11 y 12 de abril, en el patio de Impact Hub Next, un espacio lleno de luz en el barrio de Las Letras donde podrás llenar tu cesta de la compra y degustar con la familia y los amigos tapas, raciones, cerveza artesana y bodega de vinos y refrescos ecológicos. Este mes nos vemos en la calle Alameda, 22. Justo a la vuelta de la esquina de nuestra ubicación habitual.

Primeros frutos de la primavera

En el Mercado de La buena vida notamos los cambios de estación. Especialmente, si se trata de la llegada de la primavera. En nuestra edición de abril, podrás ver cómo los puestos de verdura ecológica de Canal de Castilla y Sol y Fruta comienzan a llenarse de color con los productos de temporada. Además, este mes, podrás disfrutar de zumos recién exprimidos.

Como siempre, nuestra oferta se completa con quesos, embutidos, conservas, chocolates o -¿por qué no?- un apetecible helado ecológico.

Nos vemos este fin de semana, 11 y 12 de abril, en el patio de Impact Hub Next. Calle Alameda, 22. Justo detrás de Caixa Forum, en pleno barrio de Las Letras.

 

 

Las bicicletas creadas con coches viejos

0
La bicicleta Carma, creada a partir de las piezas de un viejo coche. Imagen del proyecto.
La bicicleta Carma, creada a partir de las piezas de un viejo coche. Imagen del proyecto.

Proponen todo un viaje hacia la sostenibilidad. De máquina contaminante gran responsable del SMOG en nuestras ciudades a vehículo que pelea por ser una alternativa real, ecológica y eficiente de movilidad urbana. Dos proyectos están creando, muy cerca nuestro, bicicletas a partir de coches viejos y desahuciados.

La primera de estas iniciativas surgió en Madrid. Y, en concreto, en la agencia creativa  Lola Hace , donde al parecer hay mucho ciclista. Tantos que decidieron pasar a la acción. Esta es su propuesta: recuperar la tradición de crear a mano bicicletas a mano teniendo en la cabeza a su futuro dueño o dueña.

Si ya de por sí las bicicletas están llamadas a ofrecer una solución sostenible para movernos en el día a día, las Bycicled ofrecen otra vuelta de tuerca al emplear únicamente piezas antiguas de coches camino del desguace. Hasta se recuperan luces de intermitencia. Las hacen bajo pedido, adaptándose a sus futuros usuarios y usuarias.

El segundo proyecto viene de Portugal tiene un nombre tan elocuente como la propuesta madrileña. Se llama Carma y plantea esta pregunta: ¿Puede un bici compensar todo lo que ha hecho un coche?

El proyecto es una idea de Rcicla Bicletas para la revista especializada en ciclismo B-Bicycle Culture Magazine. Decidieron crear una bicicleta desde cero empleando únicamente las piezas de un viejo Mercedes encontrado en un desguace. Aplicando casi cirugía, logaron reciclar desde la carcasa que cubría el techo a las luces de cruce.

Con el proyecto, los autores devolvieron un poco de carma al medioambiente y, de paso, han creado una colección limitada de accesorios para bicicleta empleando piezas de viejos coches.

La bicicleta Carma no está a la venta. Ni siquiera será donada. La idea de Rcicla Bicleta es compartirla para que quien quiera contribuya a sumar todos los kilómetros que son necesarios para compensar el mal karma que dejó el antiguo Mercedes. En total, hay que cubrir 159.768.