Irene y Eugenio heredaron la tradición charcutera de sus padres, que desde 1969 se dedicaban a la crianza y elaboración de productos del cerdo ibérico.

Desde su centro de distribución, que está situado en un enclave natural rodeado de extensas dehesas y grandes olivares en el pueblo de Santibañez el Bajo (Cáceres), mantienen su compromiso con la elaboración de productos sanos, naturales y de calidad. 

Actualmente están especializados en los productos clásicos del cerdo -salchichones, chorizo, morcillas, etc.- y las cosas más típicas de Extremadura, como la morcilla patatera o el queso de cabra en aceite.  

Sitio web: Casa la Abuela

Compartir
Artículo anterior¡Volvemos!
Artículo siguienteLa Mar de Anchoas de Santoña
Soy fundadora de Ephimera y promotora de La buena vida y Artilujos. En este proyecto vuelco los valores que he aprendido de mi familia y toda la gente estupenda que he encontrado en la vida.