El té de café puede cambiarlo todo

0
6399
Té de hojas de café de Wize Monkey
Té de hojas de café de Wize Monkey

Dos jóvenes emprendedores  han dado con una idea que podría dar un vuelco a la producción de café, que es el segundo producto más comercializado del mundo detrás del petróleo crudo. Nos proponen sustituir el café de toda la vida -a partir de las semillas de esta planta- por una infusión de sus hojas. Aseguran que este té de café no solo es saludable sino que puede mejorar la vida de muchos productores en África y Latinoamérica. 

Se llaman Max Rivest y Arnaud Petitvallet. Se conocieron estudiando en Francia y entraron en contacto productores y agricultores de semilla de café durante un viaje a Nicaragua. Allí conocieron una realidad que la gente de campo llama ‘los meses flacos’, una larga temporada entre abril y noviembre en la que los trabajos en los cultivos cafeteros son prácticamente inexistentes. El hecho de que la cosecha de café se concentre en solo tres meses trae consigo largos periodos de presupuestos familiares ajustados, emigración hacia las ciudades y, lamentablemente, mucha hambre.

A su vuelta, Rivest y Petitvallet se toparon con un artículo de investigación que destacaba las propiedades saludables de una parte absolutamente olvidada de la planta del café: sus hojas. Se preguntaron si sería posible dar la vuelta a la tortilla y convencer al mundo para pasarse al té de café, que puede cultivarse a lo largo del año. Volvieron a Nicaragua para salir de dudas y acabaron montando la start-up Wize Monkey, que comercializa té de café desde su sede en Vancouver.

hojas de café. / Wize Monkey
Hojas de café. / Wize Monkey

Un té suave, saludable y con poca cafeína

Sostienen estos jóvenes emprendedores que la infusión de café tiene más antioxidantes que el té verde y la misma cafeína que los cafés descafeinados. “Su sabor es limpio y suave, sin el amargor asociado a los tés verde o negro”, añaden.

La propuesta de Wize Monkey en realidad no es ninguna innovación. El té de café se ha consumido en Etiopía -especialmente en la provincia Harar- desde hace más de 200 años y en Sumatra, desde siempre, se ha considerado que tiene más nutrientes que el café convencional. Lo que sí sería novedoso es que su consumo se popularizara, ofreciendo una nueva vía de ingresos  a los pequeños productores de café. Una alternativa que no sólo es prolongada en el tiempo sino también menos susceptible a la fluctuación de precios del café y a la acción de las grandes distribuidoras.

El cofundador de Wize Monkey, Arnaud, con el productor Armando Iglesias en Nicaragua./ Wize Monkey
El cofundador de Wize Monkey, Arnaud Petitvallet, con el productor Armando Iglesias en Nicaragua./ Wize Monkey

Wize Monkey ha comenzado su andadura junto al productor nicaragüense Armando Iglesias, que cultiva café desde hace casi 20 años. Iglesias ha hecho la transición de la semilla a la hoja pero, como dice Rivest, si se logra popularizar y convertirlo en un cultivo que se prolongue durante todo el año, “podríamos cambiar la vida de millones de personas”.


Armando Iglesias explica bien clarito la volatilidad de la industria cafetera. 

Si quieres probar el té de café y conocer el proyecto, date una vuelta por la web de Wize Monkey.